El sistema judicial en Nicaragua, orientado por el régimen Ortega-Murillo se ha convertido en un ente que niega el derecho a la verdad.
Judith Abarca / Onda Local

Nicaragua sigue buscando la verdad por graves violaciones a los derechos humanos

Compartir: Descargar audio

Cada 24 de marzo se conmemora el Día Internacional del Derecho a la Verdad en relación con Violaciones Graves de los Derechos Humanos y de la Dignidad de las Víctimas.

Con dicho día se rinde homenaje a la memoria de Monseñor Óscar Arnulfo Romero, asesinado el 24 de marzo de 1980, en El Salvador. Romero denunció activamente las violaciones de los derechos humanos de las personas más vulnerables de El Salvador.

Las familias de las 328 personas asesinadas en Nicaragua por la represión de la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo continúan demandando verdad, justicia, reparación y no repetición.

El sistema judicial en Nicaragua, orientado por el régimen Ortega-Murillo se ha convertido en un ente que niega el derecho a la verdad, y en su lugar, persigue o viola los derechos humanos de personas inocentes, que se han visto afectadas por delitos que les inculpan sin haberlos cometido.

Según Julio Montenegro, abogado de Defensores del Pueblo, las verdades tienen que ver con la justicia, con los derechos de los ciudadanos, un derecho natural a la libertad, a la vida, etc. “La misma Constitución Política dentro de todos sus articulados tiene que ver con el derecho a la recreación, a la salud, a la justicia, a la paz misma, estamos hablando de un estado social de derecho”, aseguró.

Julio Montenegro, abogado de Defensores del Pueblo y Azahalea Solís integrante de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia. Fotografía: Julio López / Onda Local 

“El derecho a la verdad yo lo contextualizaría como un asunto vital, casi un asunto de vida y muerte para el futuro de este país. Nuestra historia nos ha hecho vivir circunstancias que han generado víctimas, violaciones masivas a los derechos humanos y la gente se queda sin saber qué pasó…”, explicó Azahalea Solís integrante de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD).

Montenegro, afirmó que “no solamente es necesario saber la verdad, sino que también es importante el aspecto de la justicia, la reparación y no repetición que erróneamente lo incorporaron dentro de una Ley de Amnistía.”

A pesar de que en Nicaragua existe materia de derechos y las instituciones correspondientes para hacer cumplir esas leyes, la manipulación por parte del Estado impide que se les haga valer sus derechos a ciudadanas y ciudadanos.

¿Qué es el derecho a la verdad?

Las víctimas de graves violaciones de los derechos humanos y del derecho internacional humanitario, así como sus familiares, tienen el derecho a un recurso efectivo. Esto implica el derecho a saber la verdad acerca del abuso que han sufrido, incluyendo la posibilidad de identificar a los perpetradores, las causas que originaron tales violaciones y, de ser el caso, la suerte final o el paradero de las personas desaparecidas de manera forzada.

El 21 de diciembre de 2010, la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 24 de marzo como Día Internacional del Derecho a la Verdad en relación con Violaciones Graves de los Derechos Humanos y de la Dignidad de las Víctimas.

Aspectos del derecho a la verdad

El derecho a la verdad – reconocido explícitamente como respuesta a las desapariciones forzadas – se aplica también a otras violaciones graves. Algunos de sus aspectos se van aceptando en forma creciente a nivel internacional:

  1. Se vincula al derecho a un recurso efectivo e incluye el derecho a una investigación efectiva y a la verificación de los hechos y la presentación pública de la verdad, y el derecho a la reparación.
  2. Las víctimas y sus familias tienen el derecho imprescriptible a saber la verdad acerca de las circunstancias en las que ocurrieron las violaciones a los derechos humanos.
  3. Está vinculado con el derecho de los familiares y comunidades a conmemorar y a hacer duelo por las pérdidas humanas en formas que sean culturalmente adecuadas y dignas.
  4. Además de las víctimas individuales y sus familiares, las comunidades y la sociedad entera también tienen el derecho de saber la verdad acerca de las violaciones de los derechos humanos2.
  5. Algunos sistemas legales consideran que el derecho a la verdad hace parte integral de la libertad de información y la libertad de expresión.
  6. No es posible invocar amnistías para prohibir la investigación de ciertos crímenes internacionales incluyendo ciertos crímenes de guerra, crímenes de lesa humanidad y genocidio.
  7. Así, la prohibición de amnistías para dichos crímenes también está relacionada con el derecho a la verdad, en tanto se relaciona con la verificación de los hechos en cuestión.
  8. El Estado tiene el deber de preservar la evidencia documental que sirva para la conmemoración y el recuerdo, así como de proteger y garantizar el acceso adecuado a los archivos con información sobre este tipo de violaciones

“Al reconocer el valor de los defensores de los derechos humanos en todo el mundo, debemos comprometernos a proteger a quienes buscan la verdad y la justicia y proporcionar a las víctimas recursos eficaces y devolverles su dignidad”, asegura el Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa