Mujeres, durante una marcha en conmemoración del 8 de marzo de 2017
Duyerling Ríos / Onda Local

Mujeres de Nicaragua luchan por la igualdad y la no violencia

Compartir: Descargar audio

Erradicar la violencia contra las mujeres en Nicaragua y lograr la igualdad sigue siendo materia pendiente. Es por eso, que las mujeres no se cansan, y cada día del año siguen luchando por sus derechos. 

Los últimos años no han sido fáciles para la mayoría en Nicaragua, especialmente para las nicas, ser mujer les puede significar la muerte Detrás de las cifras, del dato que contabilizamos cada año, están ellas, sus historias y sueños. No son casos aislados, son producto de un sistema que mantenemos y reproducimos día a día.

“El machismo no solamente está en esta dictadura, no solamente está en la figura de Daniel Ortega como violador, sino también está en la forma en que somos mujeres y hombre en una sociedad como la nicaragüense, donde la mujer no tiene el mismo valor que el hombre y lo vemos desde los trabajos de cuidados que hacemos las mujeres en la casa y todas las implicaciones políticas que tenemos las mujeres para participar en la vida política y en la vida de los mercados, tiene unos enorme retos, porque además de enfrentarnos a una dictadura, es también enfrentarnos a una sociedad que es profundamente machista”, expresó Tamara Dávila, feminista e integrante de la Unidad Nacional Azul y Blanco.

La dictadura Ortega-Murillo anunció en días pasados que la policía aumentaría su patrullaje en las calles como una medida para proteger a las mujeres y niñas. Anunciaron también la reapertura de las Comisarías de la Mujer y la Niñez, cerrada por ellos, sin dar explicaciones a la ciudadanía.

Juanita Jiménez del Movimiento Autónomo de Mujeres, explica que es importante entender que la Comisaría de la Mujer, es un modelo interinstitucional, intersectorial que fue construido de manera colectiva durante varias décadas, particularmente por el feminismo y demandándole al Estado una atención especializada y el acceso a la justicia de las víctimas de la violencia machista, "eso prácticamente se destructuró desde la llegada de Daniel Ortega. Actualmente no pueden hablar de apertura de la Comisaría de la Mujer, cuando ni siquiera sabemos quién es la jefa de Comisaría, o se todo el personal policial se liquidó y dentro de estas Comisarías había un personal especializado que implicaban psicólogas, abogadas y trabajadoras sociales que junto a las organizaciones de mujeres hacían todo un trabajo de acompañamiento, pero también de prevención de la agudización de la violencia.”, manifestó.

Jiménez, también aseguró que la deuda principal del Estado con las mujeres, es que se les considere ciudadanas, "que nos reestablezcan todos nuestros derechos y que, en la refundación de una democracia, esa democracia debe ser inclusiva e inclusiva es más de la mitad de la población nicaragüense, y también el poder que sus voces o las voces de nosotras las mujeres puedan estar en los espacios de toma de decisiones.”

En medio de este panorama poco esperanzador, las mujeres continúan su lucha y este 8 de marzo siguen diciendo ¡Presente!

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa