Dedicamos una edición especial para conversar de la situación de las comunidades indígenas del Caribe nicaragüense.
Cejudhcan Derechos Humanos

Comunidades indígenas luchan contra la invasión de sus territorios

Compartir: Descargar audio

Isayara López / Onda Local

Onda local abordó la problemática actual referida a la invasión de sus territorios que enfrentan las comunidades indígenas de la Costa Caribe de Nicaragua, en la edición del 07 de febrero de 2020. El caso más reciente ocurrió el pasado 29 de enero de 2020 cuando un grupo de 80 hombres armados atacaron a la comunidad Mayangna de Alal, ubicada en la Reserva de la Biosfera de Bosawás, y asesinaron a cuatro comunitarios, hirieron a dos y quemaron 16 viviendas. 

En el Caribe Norte de Nicaragua existen 19 comunidades indígenas en Puerto Cabezas, Waspam, Rosita, Siuna, Bonanza, Prinzapolka, Waslala y  Mulukukú, varias de estas poseen medidas cautelares declaradas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH); sin embargo, el Estado no ha sido capaz de garantizarles protección.

Este 07 de febrero la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) a través de un comunicado manoifestó que “los pueblos indígenas tienen derecho a sus tierras, territorios y recursos, y no pueden ser desplazados por la fuerza. El Estado tiene la obligación de garantizar la protección de los pueblos indígenas y sus tierras, incluso frente a terceros.”

Para Lottie Cunningham, del Centro por la Justicia y Derechos Humanos de la Costa Atlántica de Nicaragua (CEJUDHCAN) “las denuncias de parte de los comunitarios sobre la invasión de los colonos en sus territorios son constantes y estas se agudizaron a  partir de 2010”. Explica que estas invasiones han deteriorado los bosques y ahora con la poca existencia de estos han implementado la minería artesanal.

“Las invasiones están acompañadas por las políticas públicas del Estado y la extensión territorial de estas propiedades las utilizan para proyectos de extensión agrícola y ganadera. El gobierno no les brinda atención a este tipo de situaciones, sigue minimizando la inseguridad que tienen las comunidades”, expresa Cunningham.

El gobierno territorial Rama y Creole también está preocupado por el tema ambiental en sus comunidades y a pesar de que los gobiernos comunales han realizado denuncias ante las autoridades competentes aún no han recibido respuestas a sus demandas. “Por nuestra parte hemos realizado actividades de acción y conservación, de hecho tenemos planeado una campaña en contra de la pesca con veneno, porque esto también es una amenaza a las fuentes hídricas y a la vida de las personas”, expresó uno de los guardabosques de San Juan de Nicaragua.

El comunicado de (OACNUDH) también señala que “en la actualidad, el 31% del territorio nacional alberga pueblos indígenas y afrodescendientes. Aunque el Estado nicaragüense les ha concedido derechos sobre sus tierras ancestrales mediante la aprobación de la Ley 445 en 2003, siguen enfrentándose a desafíos y presiones debido a las frecuentes invasiones de colonos”.

La ley No. 445, Ley del Régimen de Propiedad Comunal de los Pueblos Indígenas y Comunidades Étnicas de las Regiones Autónomas de la Costa Atlántica de Nicaragua y de los ríos Bocay, Coco, Indio y Maíz reconoce “las diferentes formas de propiedad, entre las cuales se encuentra la propiedad comunal enunciándose expresamente el reconocimiento a la existencia de los pueblos indígenas en todo lo que atañe al derecho de propiedad sobre sus tierras”

Las comunidades indigenas demandan la implementación del proceso de saneamiento territorial que conlleve al desalojo de los colonos invasores. 

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa