Entró en vigencia el tercer recorte al subsidio eléctrico
Isayara López / Onda Local

Tercer recorte del subsidio energético golpea tu bolsillo

Compartir: Descargar audio

Isayara López / Onda Local

Durante la edición del 24 de enero de 2020, Onda local abordó con especialistas el tercer ajuste al subsidio de la tarifa eléctrica, mismo que entró en vigencia desde el 1 de enero del presente año, pero se verá reflejado en la factura del mes de febrero.

En 2017 se firmó un convenio entre el gobierno de Nicaragua y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), este último, hizo un estudio del sistema eléctrico en Nicaragua y propuso diversas reformas, una de estas la reducción gradual del subsidio de energía eléctrica.

Según Javier Mejía, especialista del Centro Humboldt las reducciones a este subsidio se han realizado desde 2018, "este año ha sido una de las reducciones más fuertes, alrededor del 30% y se estima que para 2022 quienes consuman menos de 150 kwh no recibirán parte de este subsidio", aseguró Mejía.

Esto significa que antes subsidiaban el 50% si se consumían menos de los 150 kwh o los 150 kwh, con el nuevo recorte este subsidio se irá reduciendo gradualmente. Es decir, de 0 a 50 kwh se mantiene el subsidio del 50%, pero de 51 kwh en adelante este se reduce.

Los rangos de consumo de energía eléctrica son de 0-50 kwh, 51-100 kwh, 100-125 kwh, 126-150 kwh; quienes sobrepasen estas cantidades pagarán el costo real de la energía eléctrica que han consumido y sin acceder a un subsidio.

Rubén Arriola, líder comunal y consultor de gestor al consumidor explica que las personas más afectadas son las de la tercera edad, así como los hogares y PYMES (pulperías, misceláneas, distribuidoras, tiendas, talleres de calzado y vestuario, artesanía manual y semimanual) que consumen entre 100 y 150 kwh a más.

En países como Guatemala y El Salvador existen hasta cuatro empresas distribuidoras de energía, lo que permite la competitividad de precios y la atención de segmentos más pequeños para brindar redes más eficientes.

A pesar de que en Nicaragua existe un ente regulador de la energía eléctrica, no hay competitividad de precios u otras empresas que oferten este servicio. "Por esa razón, es que, en países como Nicaragua y Honduras, donde está monopolizado el servicio de energía eléctrica, las tarifas son las más altas y poseen redes más deficientes", finalizó Javier Mejía.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa