Sylvia como Hans compartieron con la audiencia de Onda Local parte de sus trabajos
Wilmer Madrigal / Onda Local

Huellas de la memoria

Compartir: Descargar audio

La Universidad Centroamericana (UCA) desarrolló el diplomado “Memoria y Comunicación”, dirigido a periodistas y comunicadores con el objetivo de formarlos para hacer trabajos de memoria en función de contribuir a la construcción de la ciudadanía. En esta edición se presentó parte del trabajo publicado por las y los participantes, que al final representan huellas de la memoria de Nicaragua.

Silvia Ruth Torrez, antropóloga y comunicadora, expresó que su principal motivación para participar de este proceso de formación fue adquirir “herramientas teóricas para enmarcar mejor mi trabajo, no caer en sesgos y vacíos que en el periodismo los tenemos, pero cuando tenés herramientas teóricas podes aportar nuevas miradas”.

Torrez agrega que estaba trabajando en un proyecto de un grupo de mujeres, quienes directamente enfrentaron el poder “cuando empezó la insurrección de Abril y comencé a hacer lo que nos toca a los periodistas, observar, recoger datos, registrar; entonces el curso fue una oportunidad para darle salida a trabajos que tenía en la cabeza“.

La memoria es un proceso que está en lucha, cada individuo está respondiendo a otras memorias, en el caso del trabajo de elaborado por Silvia se refleja una contra-memoria porque contradice el discurso del régimen que “quiere imponer que (los muchachos de los tranques) eran delincuente, cuando la gente te dice, no. mi hijo trabajaba, tenía un equipo de fútbol, nunca lo llamó la Policía, estuvo incluso en la naval”, detalla Sylvia.

Por su parte Hans Laurens, periodista freelance, también participante en el curso, consideró que el mismo “fue una oportunidad para reconstruir distintos escenarios, hechos que han sucedido durante la crisis sociopolítica, con el conocimiento teórico te das cuenta que se puede construir memoria a partir de hechos pasados que son necesarios. La memoria como proceso le da a la víctima la posibilidad de verdad, justicia y reparación”, asegura.

El trabajo de memoria además contribuye a la cohesión social y a la visión de futuro como nación, explica Torrez: “cuando sacamos los pedazos de cómo cada quien vivió los sucesos, contribuye a que nos vayamos dando una idea de nación, que si no compartimos, discutimos y conocemos un pasado común, no vamos a poder construir un futuro común”.

A la pregunta de ¿Cómo incorporar los conocimientos de la memoria a la labor periodística? Hans respondió: “En el trabajo diario, hacemos una parte esencial para la memoria que es documentar lo que está pasando y, segundo, darle seguimiento al tema que se está tratando en ese momento”.

Para Hans Laurence, en este momento se archiva todo lo relacionado a la crisis sociopolítica, pero desde su punto de vista “hay aspectos que es necesario reconstruir porque este país no ha tenido un verdadero proceso ni de reconciliación, ni de memoria, ni de unidad nacional como tal”.

Recordó que uno de los postulados teóricos es que “la memoria se encuentra en conflicto” y según explica eso lo encuentran los periodistas en la calle “por ejemplo, tenés por un lado el discurso oficial de un golpe de Estado y por el otro el discurso de la rebelión cívica”, concluye.

Tanto Sylvia como Hans compartieron con la audiencia de Onda Local parte de sus trabajos, presentados en el cierre del Diplomado

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa