Wilmer Madrigal / Onda Local

Continúan detenciones arbitrarias y selectivas

Compartir: Descargar audio

La represión estatal a la protesta iniciada en abril de 2018, ha permitido constatar que el régimen Ortega-Murillo intenta detener las manifestaciones masivas en las calles. Ahora, el régimen realiza detenciones arbitrarias y selectivas contra los manifestantes; a 16 meses de vivir una intensa crisis sociopolítica y económica, la situación no ha cambiado, se calculan siete detenciones arbitrarias a diario, según un informe de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB).

Julio Montenegro, abogado de Defensores del Pueblo, expresó para Onda Local que dicha organización surge de forma autoconvocada y “lo que nos mantiene, nos fortalece, nuestra inspiración, el ánimo y la lucha que continuamos, es porque hay muy buena aceptación”.

Según Montenegro en los últimos dos meses en los que se mantienen las detenciones, ellos tienen cerca de 40 denuncias por diversas situaciones: “asedio, detenciones ilegales, arbitrariedades y aparte de eso asumiendo causas de índole penal y causas que tienen que ver con despidos ilegales, que se deben a otras situaciones, menos lo contemplado en el código laboral”, detalló.

“En Masaya últimamente tenemos situaciones selectivas, así como se habla de muchas personas que han perdido la vida en circunstancias extrañas en las zonas rurales; hay situaciones que se han generado en muchos sitios y entendemos que han sido muy extrañas por lo que se habla de muertes selectivas, pero como la actividad proactiva que debería tener la Policía no es la mejor, eso genera dudas sobre si se les va a hacer justicia a estas personas que han perdido la vida”, agregó Montenegro.

La Constitución Política de Nicaragua expresa que las autoridades están obligadas a respetar y a hacer respetar lo que está establecido en la norma; sin embargo, destaca el abogado,  hacer respetar “no es que arbitrariamente le voy a imputar un hecho sino que de acuerdo a la ley, a un principio de legalidad y procesal penal, se cumplan los principios como que a la persona se le considere inocente hasta que se le demuestre lo contrario y, más bien, esa presunción se le ha otorgado a personas que realizaron actos totalmente violatorios a la vida misma, a la integridad física”.

Por su parte, Amaya Coppens, excarcelada y estudiante de Medicina en León, consideró que “como excarcelados nosotros estamos amenazados constantemente, es decir, desde que se salió y con su manera de interpretar la no repetición de la Ley de Amnistía de una u otra manera nos amenazan. Desde que salimos muchos lo verbalizaron dijeron, los dejamos salir pero si siguen haciendo lo que estaban haciendo los vamos a volver a secuestrar, en ningún momento hicimos nada ilegal que justificara nuestro secuestro”.

Amaya agregó que uno de los casos más sonados en este momentos, es el Jaime Navarrete, excarcelado que está nuevamente dentro del sistema penitenciario, sin embargo existen otros casos.

“La amenaza fue más allá, a él lo metieron otra vez injustificadamente y ya no cubriéndose del supuesto delito de terrorismo con el que se nos acusó a todos, sino que ahora acusándolo con delitos comunes para que ya no se les considere como presos políticos” adicionó Coppens.

Para la joven estudiante, las detenciones que se están dando son selectivas y uno de los focos principales son los expresos políticos: “los excarcelados que salimos a las calles y seguimos organizándonos y, seguimos trabajando, estamos siendo vigilados constantemente y está esa clara amenaza de que si hacemos cualquier cosa nos van a detener”, concluyó.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa