Julissa Berrios / Onda Local

Comida más cara por alza de precios

Compartir: Descargar audio

El 1° de marzo de 2019 entró en vigencia una reforma a la Ley de Concertación Tributaria, que pretende subsanar el déficit presupuestario de este año, así mismo el 25 de julio el Ministerio de Fomento, Industria y Comercio (MIFIC) aprobó un acuerdo que elimina exoneraciones a productos alimenticios como pastas dentales, espaguetis, productos enlatados como sardinas y sopas instantáneas, lo que implica un alza considerable en sus precios. ¿Cuál es el impacto de estas acciones?¿cuáles son las alternativas para la población?

A estas preguntas Luis Murillo, economista y docente de la Universidad Centroamericana (UCA), respondió para Onda Local, que en principio dicha reforma fue aplicada en el peor momento puesto que la economía en el país se encuentra en recesión.

“Este es un momento donde la economía está pasando por un período recesivo bien fuerte y esto está generando algunos efectos adversos como el aumento de hasta un 30% de los niveles de producción en algunos sectores y de productos y eso también ha generado una contracción en los niveles de consumo y, prácticamente, para recaudar 300 millones de dólares que era el objetivo para llenar la brecha del Presupuesto General de la República, está afectando a todos los nicaragüenses”.

Advirtió que además de la reforma, el gobierno está pensando aumentar el Impuesto al Valor Agregado (IVA) a un 20% como se “lo tienen en el resto de países en América Latina”.

Álvaro López, también  economista y de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (FUNIDES), agregó que el alza de precios a los productos alimenticios aumenta los niveles de pobreza de la población.

“Los niveles de pobreza en el país se han incrementado por dos cosas: uno, es la contracción económica que hace que el ingreso de los nicaragüenses disminuya productos, incremente el subempleo y el desempleo abierto e aumente la informalidad; y, segundo, el incremento que han tenido los precios, que han mostrado un comportamiento que no es usual”, dijo López.

Agregó que “la reforma tributaria, los incrementos que ha venido teniendo la energía eléctrica, ha provocado que en los últimos meses esto se vaya incrementando, los precios van aumentando y por ende se va erosionando cada vez más el poder adquisitivo de cada uno de nosotros. La reforma ha impuesto una carga para todos los sectores del país, específicamente, a aquellos que se encuentran en riesgo como los hogares en situación de pobreza”.

Álvaro dio a conocer los productos que más han sufrido incremento desde la reforma: “la categoría que más ha presentado un incremento son lo que le llaman la partida de bebidas alcohólicas y tabaco, pero lo que nos preocupa es que están grabando insumos productivos para generar la comida directamente, no se está grabando los frijoles pero sí estas gravando los abonos, agroquímicos, utilizados para la producción, lo cual lo encarece de forma indirecta el precio”, destacó.

Entre las soluciones que ve Murillo a esta situación económica, está la revisión a los beneficios tributarios que el gobierno otorga a grandes empresarios. “Hacer una revisión de las exenciones, exoneraciones y subsidios que se tienen, sobre todo, al sector privado grande, que ahí tenes una partida de cerca de mil 600 millones de dólares”, detalló.

Por su parte, el también economista Álvaro López considera que la principal solución tiene que tomarse a nivel político puesto que “esta crisis es política con efectos económicos”.

“Las políticas que pueda tomar el gobierno en materia económica se van a diluir en el tiempo, su efecto va a estar limitado por el mismo origen que tiene esta crisis; es una crisis política, institucional que tiene efectos económicos pero no es una crisis económica, por tanto la solución está en las medidas políticas, en un consenso, en un diálogo que permita subsanar a las instituciones que tenemos fragmentadas que te va a llevar a la estabilidad económica”, expresó López.

 

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa