Marlen Chow comparece en la edición de Onda Local del 19 de julio de 2019
Julio López / Onda Local

Dictadura orteguista es peor que la somocista

Compartir: Descargar audio

En ocasión de la conmemoración del triunfo de la Revolución Popular Sandinista, el 19 de julio de 1979, en el que se concretó un largo proceso de lucha armada por libertar al país de una dictadura de más de 40 años, le preguntamos a Dora María Téllez, excomandante guerrillera e historiadora y a Marlen Chow, socióloga, si la dictadura de hoy supera en todos los niveles a la de la familia Somoza.

Dora María Téllez, sentenció con firmeza que la dictadora Ortega Murillo “de cierta manera es peor que la de Somoza”, ya que el establecimiento de una dictadura característica del siglo XIX, principios del siglo XX es bárbara, y los crímenes cometidos por los Ortega-Murillo muestran que están viviendo otra época, una en la que los derechos humanos eran completamente relativos; entonces sí, esta es una dictadura brutal, criminal que está a contra pelo de las aspiraciones democráticas, de oportunidad y libertad del pueblo nicaragüense en esta etapa”.

Entre las semejanzas de ambas dictaduras Téllez mencionó que “son dictaduras de familias que arrastran a sus partidos políticos, los Somoza convirtieron al PLN en un instrumento de represión y los Ortega han convertido al FSLN en una expresión del crimen organizado con fuerzas paramilitares, con cárceles clandestinas en sus oficinas, con secuestros de personas que son metidas a las casas de los zonales del Frente Sandinista; son parecidas en las maneras que han alineado las instituciones en subordinación total, en el desprecio total a los derechos humanos, en la alineación de la Policía y el Ejército, básicamente dictadores iguales”, dijo.

Esta dictadura es complemente contradictoria a las ambiciones del pueblo nicaragüense y “de lo que Nicaragua debería ser”, detalla Téllez: “un país con sólidas instituciones democráticas, con un crecimiento económico importante, con una paz asentada, eso es lo que debería ser Nicaragua”.

Marlen Chow, socióloga, considera que “no hay dictadura mejor o peor, las dictaduras con características definidas, son criminales, son totalitarias, tienden hacia la concentración del poder hasta el desprecio más absoluto a los pueblos y a las libertades”.

Sobre la juventud y su actuar beligerante en los dos períodos dictatoriales mencionó “para cualquier dictador la juventud es un peligro porque son los grandes gestores de la sociedad que se levantan contra las injusticias con intereses que brotan de su pensamiento joven sin intereses personales creados y, desde ese punto de vista, el levantamiento de abril 2018 es muy parecido a la actitud de los jóvenes de aquellos años en las condiciones históricas diferentes”.

Para Chow el caso de Ortega no tiene comparación, “no podríamos decir que es peor porque surge de una supuesto formación revolucionaria, de una supuesta herencia libertaria de Sandino, del ejemplo de Carlos Fonseca, contra una dictadura; este hombre trae el germen de dominación, de querer protagonizar disfrazado de oveja, todo el tiempo actuó disfrazado de oveja.  Si hay que decir quién es peor, yo diría que Ortega porque no tiene perdón de nadie. El hecho de traicionar unos principios, unas promesas que se le hicieron al pueblo”.

Al terminar su intervención Chow expresó: “quiero decirle a la juventud, sobre todo, y a la audiencia de Onda Local que vamos bien,  cada persona está desarrollando, creciendo en la conciencia, una de las herencias enormes que hemos tenido es haber conservado o desarrollado esa conciencia revolucionaria, esa conciencia de cambio, de reivindicaciones, de democracia, de justicia y de libertad y, con esos principios vamos hacia adelante y vamos a derrotar a esta dictadura”.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa