La dictadura continúa el asedio contra periodistas y medios independientes

Compartir: Descargar audio

Pronunciamiento No 2 de la prensa independiente

Durante 72 días la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo ha perpetrado una orgía de horror, sangre y muerte que ha dejado hasta hoy más de 200 personas  asesinadas, incluyendo jóvenes, adolescentes y hasta bebés. Esta es sin duda la peor represión que ha sufrido Nicaragua en su historia moderna, desatada como reacción irracional por parte del régimen a la demanda del pueblo nicaragüense para que el gobierno ilegítimo de Daniel Ortega llegue a su fin.

El pasado 9 de mayo hicimos un primer pronunciamiento de la prensa independiente para condenar las 46 muertes, decenas de heridos y desaparecidos que hasta entonces había causado la dictadura y demandar el esclarecimiento del asesinato del periodista Ángel Gahona en Bluefields, condenar la destrucción de Radio Darío en León, las agresiones físicas y robos contra los periodista que cubren las protestas y la censura a medios de comunicación impuesta por Telcor.

Al hacer público aquel pronunciamiento, jamás pensamos que 47 días después la violencia de la dictadura solo habría aumentado y las muertes de nicaragüenses se habrían quintuplicado.

Esta barbarie, como ha sido descrita por el secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Paulo Abrao, no puede quedar impune, y hacemos patente nuestra esperanza de que el Grupo Internacional de Expertos Independientes (GIEI) logre esclarecer las responsabilidad en todos los actos de violencia que Nicaragua ha sufrido en este período.

También esperamos que el Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (Meseni), así como la Misión de Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, que ya se encuentran en el país, puedan culminar con éxitos sus labores de apoyo para eliminar la violencia que la Policía y grupos parapoliciales han desatado.

Al mismo tiempo, denunciamos que el asedio a los medios de comunicación y a periodistas independientes ha continuado. Enumeramos algunas de las situaciones más recientes:

  • El 30 de mayo se produjo un ataque violento a las instalaciones de 100% Noticias, poniendo en peligro la integridad física de su personal.
  • Los medios oficialistas la Nueva Radio Ya y Radio Nicaragua han sido objeto de ataques que provocaron un incendio de sus instalaciones.
  • El pasado 19 de junio, mientras cubrían el violento ataque de policías y paramilitares contra el tranque en la rotonda de Ticuantepe, los equipos periodísticos de 100% Noticias y Canal 12 fueron encañonados con AK, amenazados de muerte y despojados de sus equipos de prensa y pertenencias personales. Esa misma mañana el equipo de La Prensa tuvo que buscar refugio en una casa luego de que milagrosamente escaparon ilesos de disparos realizados por las mismas fuerzas apañadas por el gobierno.
  • La semana pasada, varios periodistas de Bluefields, entre ellos: Ileana Lacayo, Sergio León, Migueliuth Sandoval (viuda del periodista Ángel Gahona), fueron señalados en las redes sociales de ser los autores intelectuales del asesinato de Gahona.
  • Adelayda Sánchez, comunicadora del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) y Gabriela Castro, comunicadora social, debieron abandonar sus viviendas según denunciaron ante el Cenidh por sufrir acoso, la primera en su casa de habitación y la segunda a través de redes sociales.
  • El propietario de Radio Darío, Aníbal Toruño, cuya estación fue incendiada el 22 de abril, continúa recibiendo amenazas de muerte contra él, su familia y el personal de la radio.
  • Periodistas y miembros del equipo de trabajo de medios de comunicación independientes han sido asediados y amenazados de muerte en sus casas de habitación y por medio de perfiles falsos en las redes sociales, entre ellos: La Prensa, Confidencial, Radio Universidad, Radio Camoapa, Corporación, Artículo 66, Canal 10, entre otros.

Ante estas continuas amenazas y ataques, así como ante la situación de extrema emergencia que vive el país, que los abajo firmantes, periodistas, columnistas, fotógrafos, camarógrafos, caricaturistas, blogueros, propietarios de espacios y medios de comunicación locales y nacionales, nos pronunciamos una vez más en defensa de la libertad de información, expresión y prensa; y para garantizarlas reiteramos los siguientes principios:

1.- Rechazamos toda agresión --directa o indirecta-- contra periodistas de cualquier medio de comunicación, y demandamos al Estado y a la sociedad, una política de cero tolerancia ante las agresiones contra periodistas.

2.- Exigimos al gobierno de Daniel Ortega, el pleno respeto al derecho a la libertad de pensamiento y el derecho a la información, consagrados en los artículos 30, 66, 67 y 68 de la Constitución Política de Nicaragua.

3.- Reconocemos el extraordinario despliegue de las personas que, haciendo uso de su derecho constitucional, están brindando información a través de las redes sociales. Gracias a su empoderamiento, se está derrotando a la censura y el monólogo oficial. Rechazamos los planes del régimen de imponer la censura y cortapisas para limitar este derecho ciudadano.

4. Reiteramos nuestro compromiso como periodistas profesionales, por la autorregulación ética, y la búsqueda de la verdad, divulgando información confirmada en base a un riguroso contraste de fuentes.

5.- Rechazamos las campañas de calumnias y difamación promovidas contra periodistas, y responsabilizamos al Estado por sus consecuencias.

6.-Demandamos que el Estado respete el derecho a la información pública consagrado en la Ley 621, “Ley de Acceso a la Información Pública” y en la Constitución.

La cobertura de las protestas, forman parte del trabajo cotidiano e ineludible que realizan los periodistas de distintos medios de comunicación. Los nicaragüenses tienen derecho a conocer el desarrollo de los acontecimientos, particularmente en este trágico período que vivimos; y que está dando vida a una nueva Nicaragua.

En virtud de lo anterior hacemos un llamado al Estado a respetar el derecho y el deber que tienen los periodistas a realizar su trabajo sin recibir ningún tipo de vejación.

 

Managua, jueves 28 de junio de 2018.

 

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa