Cenidh: "No hay condiciones para votar"

Compartir: Descargar audio

En Nicaragua no existen condiciones que garanticen a la ciudadanía de todos los municipios elegir libremente a sus autoridades municipales; pero se debe respetar el derecho de las personas que decidan votar, según el posicionamiento del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) con relación a las votaciones municipales del próximo cinco de noviembre de 2017.   

“Siendo el ejercicio del voto un derecho humano, asistir o no las urnas el 5 de noviembre, es una decisión de cada persona que debe ser respetada. Esta decisión debe ser responsable, basada en información y reflexión (…) con el conocimiento pleno de que votar no es obligatorio”, señala el documento leído por Juan Carlos Arce del Cenidh Matagalpa.

No obstante, el Cenidh advirtió que, en un contexto contradictorio con el espíritu de un proceso electoral democrático, votar contribuirá a la profundización de la violación de los derechos humanos, ya que el ejercicio del voto legitimará las pretensiones de Daniel Ortega y Rosario Murillo de eternizarse en el poder.

Desde 2007, con el retorno de Daniel Ortega al gobierno, el país ha asistido a un retroceso continuo y creciente, que se refleja en el desmantelamiento de los avances democráticos, demolición de la institucionalidad, colapso del sistema electoral y crisis de los partidos políticos, que ha traído como consecuencia una creciente indefensión de la población que no se identifica con el gobierno de Ortega y Murillo.

Agrega que “desde hace diez años, los procesos electorales no cumplen su función de perfeccionar el sistema democrático con el debate y la participación activa de la población. Su carácter fraudulento los ha convertido en una herramienta para consolidar un modelo de gobierno basado en el control cada vez más férreo del aparato estatal y de la sociedad, es decir, una dictadura institucional”.

En la práctica, se ha anulado la participación ciudadana y se ha socavado el régimen de autonomía municipal para someter a los gobiernos locales, no al gobierno central sino a la vicepresidenta Rosario Murillo, señaló el Cenidh.    

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa