La trata de personas

Compartir: Descargar audio

La trata de personas no es nueva en Nicaragua, pero se ha convertido en un grave problema social. Por ello conversamos con Juana Mercedes Delgado de Save the Children Nicaragua y Martha Cranshaw de NicasMigrantes, también de Nicaragua.

La trata es el comercio ilegal de seres humanos con fines de esclavitud laboral, reproductiva, explotación sexual, trabajos forzados, extracción de órganos o cualquier forma de esclavitud.

En Nicaragua, el término trata de personas se ha enfatizado desde el año 2,000 ya que antes se denominaba “trata de blancas”. En el país se conoce más la trata con fines de explotación sexual o laboral, de niñas, niños, mujeres adolescentes y jóvenes, a quienes se traslada al interior (de un municipio a otro) o hacia el exterior del país, reconocida en la ley nacional de la materia, aprobada en 2015.

La persona es contactada con engaños. Le dicen que es para una cosa y resulta que es para otra. Este es un factor clave de la trata de personas. El otro es la pérdida de libertad, que ocurre cuando mueven a las personas de un lugar a otro, les quitan sus documentos de identificación, dejándolas en situación de dependencia del captor. El fin es la explotación.

Juana Mercedes Delgado y Martha Cranshaw denuncian que los traficantes de personas, el crimen organizado, estudian a sus víctimas, a quién y para qué, a propósito que se transmitió el testimonio de una adolescente habitante en uno de los municipios de Chinandega. No obstante, señalan que debe haber eficiencia policial y que la información es vital.

Existe un Protocolo de Naciones Unidas para Prevenir, Reprimir y Sancionar la Trata de Personas, especialmente Mujeres y Niños (conocido como Protocolo contra la trata de personas) adoptado en el 2000, el cual se adjunta a la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional. Se busca mediante la cooperación internacional, las investigaciones y los procedimientos penales, actuar contra criminales. Un primer objetivo es proteger y asistir las víctimas de tales crímenes.

La trata es un delito internacional de lesa humanidad, viola los derechos humanos, atenta contra la libertad y la dignidad de las personas. También se le denomina la esclavitud del siglo XXI.

 

 

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa