Atribuyen al ejército asesinatos en el Caribe Sur

Meylin del Socorro Bravo Castillo, de 37 años, denunció en el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) el asesinato de su pareja, Arnoldo Antonio Chávez Góngora de 51 años, tras un enfrentamiento con el Ejército de Nicaragua, en Punta Gorda, Caribe Sur, el pasado 20 de julio.  

Según Bravo,  su marido era perseguido por haber sido miembro de la Resistencia Nicaragüense.  Además, había recibido amenazas telefónicas, razón por la cual huyó a la montaña con otro compañero, que sólo conocen como Juan, quien también murió el día del enfrentamiento. 

La versión de las autoridades militares nicaragüenses es la misma. Eran “elementos delincuenciales” y estaban circulados “por robo y abigeato”.  Pero, Meylin Bravo rechazó la versión oficial. Sostuvo que su marido “no era ningún delincuente, ni pertenecía a ningún grupo armado”. Además, no se han reportado casos de robo ni de abigeato en donde viven, añadió.  

Gonzalo Carrión, Director Jurídico del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, dijo que Meylin del Socorro Bravo y su familia temen por sus vidas. De igual manera, cuestionó “el mal actuar del Ejército” porque si eran delincuentes, como lo aseguró el capitán de navío Pedro Olivas, jefe del Estado de la Fuerza Naval del Caribe Sur, el ejército no debió darles persecución sino la Policía Nacional.

Lea también: Denuncian ejecuciones sumarias en Nicaragua

¿Si son delincuentes, por qué no se les captura y procesa, conforme la ley?, ha preguntado, en diversas ocasiones, la presidenta del Cenidh Vilma Núñez. El organismo de derechos humanos ha dado seguimiento, a lo que considera una estrategia del gobierno, consistente en la “ejecución selectiva de dirigentes de la Resistencia que se les alzan en armas. El gobierno en vez de tratar este problema, de conformidad con la ley, que sería capturarlos y ponerlos a la orden de las autoridades, lo que hace es mandar al ejército a ejecutarlos”. 

En agosto de 2015 en Punta Gorda, fueron asesinados cinco miembros de la Policía Nacional y en marzo de 2017, el capitán Mantel Javier Gutiérrez, murió durante enfrentamiento con “elementos narcotraficantes”, como les llama el ejército.  

 

 

Suscribete a nuestras noticias

Ingresa