Unas personas a la bulla, otras a la cabuya con las TUC

Compartir: Descargar audio

Por Ana Gabriela Centeno

La modalidad de recargar las tarjetas y la ausencia de las mismas para quienes se movilizan desde diferentes municipios hacia Managua, han generado negocios como la reventa de pasajes a mayores costos.

Jerónimo González, se dedicaba a vender agua helada en el Mercado Mayoreo, pero descubrió que era más rentable recargar su tarjeta TUC y revender el pasaje a las y los usuarios sin tarjetas. Jerónimo cobra cinco córdobas, el doble de lo que cuesta el pasaje. Pero usuarias y usuarios que no tienen tarjetas, pagan sin reclamo.   

Edwin Guerrero también gana con la reventa de pasajes. Su negocio de cepilleras no le da para sustentarse y al ver que a sus compañeros les iba bien, se decidió. Según dice, “la gente no protesta al pagarle los cinco pesos, no lo piensan, y como necesitan el bus, el pasaje, lo pagan”. 

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa