Los endemoniados eran ellos

Compartir: Descargar audio

Vilma Trujillo García, de 25 años, de la comarca La Corteza, municipio de Rosita, Caribe Norte, agoniza en el Hospital Lenin Fonseca, de Managua. La joven fue lanzada a una hoguera para “liberarla de un demonio que la poseía”, el pasado 21 de febrero de 2017. El pastor, Juan Gregorio Rocha Romero y cuatro miembros de la congregación Asambleas de Dios, acusados de quemar a Vilma Trujillo, fueron capturados por la Policía de Nicaragua.     

Otra versión que  ha trascendido es que Vilma Trujillo García, andaba perturbada porque la habían violado, pero en su iglesia decidieron que andaba “endemoniada”, la amarraron y desnudaron y la lanzaron a una hoguera.    

“A la cuenta querían liberarla. Decían ellos que estaba endemoniada; pero eran ellos los que estaban endemoniados porque la quemaron”, declaró Reynaldo Peralta, compañero de Vilma Trujillo, a Onda Local, quien se mantiene en el hospital Lenin Fonseca a la espera de un desenlace.  

Reynaldo Peralta exige que caiga todo el peso de la ley contra el pastor Juan Rocha. “Quiero que me le den toda la condena en la cárcel”. En Rosita se maneja que no es la primera vez que Gregorio Rocha comete un delito de esta naturaleza.

Reynaldo relató que intentó ingresar a ver a su compañera antes de que la lanzaran a la hoguera, pero no se lo permitieron. “Me fui a buscar a otro pastor  para a ver si la liberaba a ella, pero cuando ya llegué con el orador, la gente me platicó que la agarraron, la pusieron al lado del fuego, se pusieron a orar, la empujaron y la quemaron”. 

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa