Denuncian ejecuciones sumarias en Nicaragua

Compartir: Descargar audio

Ejército y Policía manifiestan que no hay grupos armados sino delincuenciales. ¿Por qué ejecutarlos y no procesarlos?, preguntan organizaciones de Derechos Humanos. 

La guerra es un capítulo de la historia nicaragüense que no debe reeditarse, dicen quienes la vivieron en carne propia. Pero ¿la violencia armada ha quedo enterrada? Todo indica que no. La existencia de grupos armados con fines políticos es un secreto a voces en las montañas nicaragüenses.

Fredy Lara Mendoza, quizás no te resulte familiar, pero sí Pablo Úbeda, conocido en Las Segovia nicaragüense como el cadejo. Usaba el disfraz para pasar desapercibido y movilizarse. Úbeda se convirtió en un mito como parece ocurrir hoy con los armados. Los han visto en Ayapal, Cuscawás, Waslala, Wiwilí, Pantasma.

“Los que estamos aquí, sí los hemos visto. No podemos decir que no porque estaríamos mintiendo”, declaró María Elena Algaba, de la Comisión Permanente de Derechos Humanos, al programa de televiso Esta Noche.

“Aquí pasa la gente, anda la gente armada. No son delincuentes, es gente que no le hace males a nadie”, agregó Catalino López, productor de Anizales No 3, municipio de Pantasma.   

El jefe del Ejército de Nicaragua, General Julio César Avilés, ha negado que haya grupos armados en Nicaragua. Pero, tanto el Ejército como la Policía, han desatado una feroz persecución a quienes llaman delincuentes o narcotraficantes, violando a su paso derechos humanos. Entre 2011 y 2016, civiles y armados han sido asesinados. Familiares y vecinos responsabilizan a ambas instituciones.

Onda Local te comparte un recuento de asesinatos emblemáticos, iniciando con el de José Gabriel Garmendia (Jahob) ocurrido el 14 de febrero 2011. En 2010, Garmendia se había opuesto a la reelección de Daniel Ortega y se alzó en armas.

“Los motivos de haberme alzado en arma es por la violación a la Constitución de nuestra República, por no dar elecciones libres en Nicaragua. Y todos aquellos CPC que se están muriendo, secretarios políticos, que no le echen culpa a los grupos armados, que le echen culpa a Daniel Ortega porque es el que está generando este derramamiento de sangre….  Enrique Aguinaga no se rinde ni se vende, juro ante la patria, que me moriré mejor, pero jamás los dejaré solo”, declaró Aguinaga en un video publicado en Youtube.

Dos meses después de la publicación del video, el 30 de abril de 2016, Enrique Aguinaga “Comandante Invisible” murió en un enfrentamiento con el Ejército, en Río Blanco, Matagalpa. Fue acusado de asesinar, en 2011, a Ronald Martínez Herrera, secretario político del FSLN de Coperna, Siuna.

Uno de los casos más reciente, que causó conmoción en Nueva Segovia, fue el ocurrido en el municipio de Ciudad Antigua. El 06 de noviembre 2016: En pleno día de votaciones presidenciales y legislativas, fueron asesinados José Nahúm Mendoza Arriola, Margarito Mendoza Sevilla y Armando López. La policía dijo que fueron narcotraficantes hondureños los responsables, pero sus familiares acusaron al Ejército.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa