Rurales de Tierra Buena

Compartir: Descargar audio

Por Duyerling Ríos 

“…le pusieron San Juan de Cocolistagua, Terrabona así se llama, pero después vinieron otra gente, otro, miraron que eran tierras buena. No se llama Terrabona, se llama Tierra Buena, tierra buena porque es fértil, ahora solo quedaron en los cerros la gente sembrando hay todos esos planes lo están ocupando para hacer dicen mercados, para hacer este, terminal de bus y para hacer este no sé qué, ¿ah? Esta gasolinera, no está como antes, todo está cambiando…”

Las añoranzas de Ángela Valle Solís, productora del municipio de Terrabona, a unos 116 kilómetros de Managua, no se han quedado de brazos cruzados. Junto a 160 mujeres más, organizadas en la Unión de Cooperativas Paula Castrillo, compuesta por siete cooperativas de mujeres, se dedica a la producción de tubérculos y granos básicos.

Ana Julia Pérez y Julia Torrez, de la comunidad Monte Grande, participan en la cooperativa Nueva Esperanza. Siembran hortalizas y granos básicos en tierras que trabajan a medias con familiares. Algo común en este municipio, comenta Fátima Loáisiga de la cooperativa María Castil, comunidad San José. “Alquilar la tierra para sembrar y ese alquiler es por adelantando, vale mil córdobas la manzana, hay mujeres que no cuentan con las posibilidades… siembran a medias o sino siembran media manzana.

Cándida Torrez y Xiomara Rivas enfrentan esta misma situación. “Son de mi papá, pero ideay la trabajamos a media, yo trabajo con él. Cada quien trabaja con su papá porque no tenemos de decir yo tengo tanta, una manzana de tierra, dos manzanas de tierra no…”

Aun sin tierra, no trabajan con los bancos, explica Bertha Lilian Sosa: No nos gusta meternos con los bancos, porque si nos metemos con los bancos no ajustamos con la tierra para pagar, hasta quedamos sin casa para poder pagar, mientras que así a medias, es cierto perdemos el trazo cuando los productos están baratos. Ejemplo ahorita nosotros perdimos una parcela de tomates que se puso a 50 pesos, perdimos el trabajo, porque la mediero solo lo que nos da es el insumo, nosotros ponemos luz, agua, tierra y trabajo, pero mejor trabajamos así, a no quedar enjaranadas con el banco porque ya se ha visto pues, de que, más bien en vez de salir de ese banco quedan hasta sin casa, quedan hasta sin tierras...”

Dale click al enlace y escucha la experiencia de estas productoras que día a día aportan al desarrollo local de sus comunidades. 

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa