Violencia machista en la Costa Caribe Sur

Compartir: Descargar audio

Por: Duyerling Ríos 

La Costa Caribe Sur de Nicaragua está integrada por doce municipios. Su sede administrativa es Bluefields. Ha sido reconocida por tener una población pluricultural y multilingüe, descendientes de indígenas e inmigrantes afrocaribeños.

Habitantes y turistas, pueden disfrutar de danzas como el King Pulanka, Palo de mayo, Walagallo, entre otras. Además, saborear un delicioso rondón, ginyabeer, patí o pan bon. No obstante, detrás de la alegría, colores, sabores y ritmos, en la Costa Caribe Sur, el escenario para las mujeres no es favorable.

Para la psicóloga Katy Wills, del Servicio de Rehabilitación Psicosocial de Bluefields “…estos últimos años la violencia psicológica y violencia sexual están tú a tú. Nuestras niñas, nuestras mujeres están siendo violentadas físicamente, y no son por extraños. En sus mismos hogares están viviendo una situación de terror, de angustia, de mucho sufrimiento, y eso lo tenemos que decir…”.

En otros casos, el abusador también puede ser un vecino, amigo de la familia o un guía espiritual. Como es el caso del Pastor de la Iglesia Maranatha de Bluefields, Vans Downs Hodgson, quien invitaba a las niñas y a los niños a su casa para abusarlos sexualmente.

“…Cuando él tenía, de siete años comenzó todo esto y el niño me lo contó a mí cuando tenía como once años. Pues me dice: Una vez él me llamaba a la casa y encendió su computadora y puso una película porno de África, y me dice -Ah ¿Te gusta ver la vagina de las señoras?-...”, expresa la mamá de una de las víctimas.

Downs fue sentenciado a doce años de cárcel, al admitir la acusación. Pero en noviembre de 2015 otra denuncia llegó al Ministerio Público de Bluefields. Denis Downs Hodgson co-pastor y hermano de Vans, abusó de una joven durante siete años. Pese a tener orden de captura, Denis se encuentra libre.

Y más víctimas se siguen sumando en la lista de abuso sexual. En el primer semestre de 2016, en la Costa Caribe Sur se registran siete violaciones, dos en grado de tentativa, 14 violaciones a menores de edad, nueve violaciones agravadas, tres estupros y 14 abusos sexuales.

En cuanto a femicidios, de 2011 al 2016, en la Costa Caribe Sur se registran 53 casos; y entre enero y junio del 2016, según el Observatorio Voces contra la Violencia, se reportan diez. Ocho siguen impunes.

Sin embargo, el Ministerio Público de Bluefields no tiene registrados femicidios en lo que va del 2016. Esto se debe a que “hay homicidios a mujeres que no son catalogados o tipificados como femicidios”, afirma Janina Jackson, fiscal regional.

Las mujeres de la Costa Caribe Sur, no encuentran respaldo en las autoridades, a lo que se agrega el cierre de las Comisaría, acción que representa un retroceso. “…la atención a víctimas en crisis al momento de una denuncia ya no se le puede dar. Antes había una psicóloga que inmediatamente la atendía, también la trabajadora social para ver el riesgo que había, para ver las aplicaciones de las medidas precautelares, las que también de alguna manera están más restringidas...”, expresa Jackson.

Asimismo, la Ley 779, Ley Integral contra la Violencia hacia las Mujeres, es poco conocida en esta zona, lo que muchas veces provoca revictimización y falta de efectividad.

“…Las autoridades saben que existe esa ley pero cuando van las mujeres a poner denuncia, ni con esa ley se amparan porque a veces la mujer es doblemente discriminada, porque lo mismo que vos vas a decir al oficial que te tomó la denuncia, al día siguiente lo mismo que vas a decir al forense, y es lo mismo que vas a repetir en la audiencia, y a veces todo eso trae confusiones, a lo cual, por lo menos aquí, no está efectiva, efectiva esa ley, no se está aplicando…”, manifiesta Jennifer Ellis Williams.

Te invitamos a escuchar el reportaje completo y conocer la situación de violencia que viven las mujeres en la Costa Caribe Sur. 

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa