Crimen de Estado

Compartir: Descargar audio

El asesinato de Berta Cáceres, líder campesina e indígena hondureña, es un crimen atribuible únicamente a las empresas dueñas de los proyectos mineros e hidroeléctricos que ilegalmente fueron autorizados por el Estado sin el consentimiento de los pueblos indígenas, expresaron organizaciones de mujeres y de derechos humanos nicaragüenses en una carta dirigida al presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández. 

"El Gobierno de Honduras es cómplice y co-responsable de su muerte, pues la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), ya había dictado medidas cautelares para proteger la vida de Berta, que el Estado hondureño debía acatar. El gobierno nunca hizo nada para protegerla", agrega. 

Exigieron justicia para Berta y para la larga lista de defensoras y defensores de derechos humanos en Honduras que "han muerto por decir la verdad y denunciar las injusticias del gran capital y sus aliados gubernamentales". Demandaron una investigación imparcial y ágil, que no justifique el asesinato de Berta con delitos comunes como el robo. 

Para la Fundación Acceso,  afirmó en un comunicado que el asesinato de Berta Cáceres, sigue constatando que los derechos humanos en Honduras son letra muerta para su gobierno, "la negligencia en la protección de nuestra hermana Berta es un acto en contra de toda la comunidad de derechos humanos; así como la negligencia en la protección de cientos de defensores y defensoras que también han sido asesinados, secuestrados, torturados y criminalizados en los últimos años".

"Nos gustaría creer que será cuestión de tiempo el que se investigue y juzgue, no sólo a quiénes la acribillaron, sino a quienes planearon y pagaron el asesinato de nuestra querida compañera Berta Cáceres. Lamentablemente, tantos años y tantos casos de impunidad nos demuestran lo contrario. El peor error de los autores intelectuales es creer que somos ignorantes, que creamos que personas tan amorosas y luchadoras como Berta son personas que van en contra del desarrollo o que son criminales...pues acá les decimos a los autores intelectuales: jamás podrán convencernos de ello, ustedes serán declarados en su debido momento como enemigos del desarrollo y de la paz, ustedes son los que han sembrando el terror en los hogares de Honduras. Estamos aquí para decirles que ¡sus actos de terror nunca nos podrán acallar, y nunca podrán matarnos a todas y a todos", añade el comunicado de la Fundación Acceso. 

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa