Con el despale muere el bosque y el río... ¿Qué hacemos por la vida?

Compartir: Descargar audio

Cristopher Mendoza Jirón

La problemática del despale volvió a discusión en Onda Local. Durante la edición del viernes 26 de febrero de 2016, la ambientalista y directiva de la Fundación para el Desarrollo Sostenible (FUNDENIC), Rosario Sáenz, y la líder segoviana Haydee Castillo, describieron un panorama sombrío para el ambiente nicaragüense y con ello, coincidieron en la necesidad “imperiosa” que los diversos actores sociales, pero principalmente el gobierno, asuma sus responsabilidades en la protección de los bosques y fuentes de agua en Nicaragua.  

Castillo mencionó que un diagnóstico comparativo realizado recientemente por el Instituto de Liderazgo de Las Segovias en los municipios de Mozonte y El Viejo (Norte y Occidente de Nicaragua), no se encontró muchas diferencias en cuanto a la problemática de profundización, escasez y contaminación del agua. Dicha situación implica que las mujeres particularmente, tienen que caminar más kilómetros para poder conseguir agua. Pero también afecta la salud, “yo conozco una mujer que se ha desmayado de tener que ir a largas distancias después de una cirugía a traer el agua para sus hijos e hijas. Son ejemplos cotidianos y a veces esa perspectiva se pierde en las políticas públicas”, aseguró.

Sáenz dijo que el despale y la escasez de agua tienen que ver con la actitud y voluntad de las autoridades nicaragüenses. “La falta de comprensión de las autoridades nacionales, y aquí incluyo municipales, que de una u otra manera están responsabilizados del cuido y conservación de esos recursos naturales por excelencia. Sabemos y comprendemos que sin bosque no hay agua”, sentenció.

Durante el programa radial, destacó la participación ciudadana vía telefónica desde diversas localidades, que en su mayoría realizaron denuncias por afectaciones al ambiente y responsabilizaron a MARENA, INAFOR y alcaldías municipales, por su indiferencia ante la problemática, lo cual refleja un aumento en la conciencia ciudadana.

Fanny Guerrero, defensora comunitaria de Malpaisillo y Trinidad González, de la Comunidad Galilao, del mismo municipio, denunciaron vía  telefónica, que la municipalidad otorga permisos para desforestar grandes cantidades de tierra. “Hay concesiones para las siembras de caña de azúcar y para el monocultivo de arroz, que ocupan grandes cantidades de agua”. El Río Galilao ha desaparecido prácticamente; y el uso de pesticidas, expone a las personas a enfermedades renales, respiratorias y de la piel, afirmaron.

Una oyente, integrante de la Policía Nacional, denunció la crianza de cerdos en la Reserva Volcán Momotombito, la cual afecta el hábitat de garrobos y demás especies. De igual manera, denunció severos daños a la bahía de Chiltepe, ubicada a orillas del lago de Managua, entre los municipios de Mateare y Nagarote.  Un  oyente y habitante de Nagarote comunicó que  en ese municipio ya están  despalando para sembrar caña, algo nunca visto anteriormente en esta localidad.

En la edición se presentó un reportaje de una camaronera vinculada al ex alcalde de Managua, Roberto Cedeño, la cual es señalada de despalar el manglar en el municipio chinandegano de El Realejo. La producción recoge las impresiones del Marena, Alcaldía, Cooperativa Camaronera y ciudadanía, en la que se evidencian delitos ambientales.  

Le invitamos a escuchar el programa completo:

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa