Permiso ambiental de El Canal autoriza destrucción del Lago Cocibolca

Compartir: Descargar audio

Julio López

Mónica López, asesora legal del Consejo Nacional en Defensa de la Tierra, Lago y Soberanía, compareció esta noche en el programa “CNN Dinero”, donde se refirió a la aprobación del Estudio de Impacto Ambiental y Social (EIAS) por parte de la Comisión del Gran Canal Interoceánico de Nicaragua.   

“Lo primero que debo decir es que nadie, absolutamente nadie del pueblo nicaragüense fue consultado en este proceso”, aseguró Mónica López Baltodano.  

De hecho el permiso ambiental fue emitido sobre la base de unos estudios de impacto ambiental que nunca fueron publicados ni consultados. “Es exactamente lo mismo que hicieron hace dos años cuando la bancada del gobierno aprobó, de manera expedita, la Ley de concesión de El Canal Interoceánico”, agregó.

Para Mónica López,  la concesión de El Canal que la Asamblea Nacional y el Gobierno de Nicaragua entregaron a la empresa china HKND es  la “más onerosa, las más deplorable y las más antipatriótica de la historia de toda Latinoamérica” ya que entrega a un inversionista privado derechos sobre los más valiosos recursos naturales de Nicaragua por 116 años, en cualquier parte del país, por un pago irrisorio de tan sólo 100 millones de dólares.  

“El mismo resumen del EIAS, dice claramente que si en Nicaragua hubiese condiciones normales y si se aplicaran los estándares internacionales, jamás se podría hacer un proyecto que afecte el Gran Lago Cocibolca, siete áreas protegidas nacional  e internacionalmente y los territorios de los pueblos indígenas”, dijo López. 

No hay recurso más valioso y más escaso que el agua y el permiso ambiental lo que hace es autorizar la destrucción del Gran Lago Cocibolca, principal reserva de agua para toda Centroamérica, añadió la Asesora del Consejo Nacional en Defensa de la Tierra, Lago y Soberanía. 

Recordó que el EIAS fue realizado por la propia HKND y no hubo un estudio independiente ni un equipo técnico independiente que hiciera las valoraciones. “Todo fue aprobado en un proceso totalmente anómalo, sin ningún tipo de publicidad, sin ningún tipo de participación”, destacó Mónica López.

Jaime Incer Barquero, de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Sostenible (FUNDENIC), aseguró durante una comparecencia en el programa radial Onda Local, que el Gobierno de Nicaragua no podía confiar en los resultados de un estudio de  impacto ambiental ya que la empresa concesionaria (HKND) era juez y parte en la realización de los estudios. 

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa