Exigen justicia, imparcialidad y protección

Compartir: Descargar audio

Por Julio López

Rosalapina Palacios, madre de Donald Gabriel Salgado  de 21 años, asesinado el pasado 03 de julio de 2015, en el municipio de Sébaco, Matagalpa, acusó al  oficial de policía Sergio Ramón Ponce de ser autor directo del crimen, demandó justicia y una investigación imparcial para esclarecer lo sucedido.  

Durante los hechos, también murió el oficial de policía Moisés Enríquez Robinson, hijo del Comisionado Moisés Enríquez Robinson Ruiz, Secretario Ejecutivo de la Policía Nacional en Matagalpa.   

Licor, “rencillas” y agresiones

Donald Gabriel Salgado Palacios y sus amigos Milton Javier Velázquez Flores y Ronald Omar Cañada se encontraban en el bar La Carreta en Sébaco, a eso de las seis de la tarde, cuando llegaron Moisés Enríquez Robinson, José Adrián Téllez y Sergio Ramón Ponce Soza,  oficiales de la policía, quienes andaban sin uniforme.  

El oficial Sergio Ramón Ponce, de 43 años de edad, exigió a Donald Salgado Palacios, les pagara la ronda de cerveza, aseguró Deykert Johanes, abogado acusador.  

Agregó que Donald Salgado y Sergio Ponce tenían rencillas personales. En el bar, hubo una discusión y Sergio Ponce agredió a Donald Salgado.

Luego, los policías se trasladaron al Bar Mari, adonde más tarde, también llegaron Donald Salgado y Milton Velásquez. Ahí, fueron agredidos nuevamente por los oficiales de la policía. Hubo una balacera donde murió el policía Moisés Enríquez Robinson, sin que se haya esclarecido quiénes dispararon.

“Se desconoce a ciencia cierta, hay hermetismo de la policía. Para eso es esta denuncia, para que se llegue a la verdad. Los policías, sí andaban armados. Existe ya una acusación en contra los jóvenes Milton Javier Velázquez Flores y Ronald Omar Cañada Acuña, donde se presenta entre las pruebas que los oficiales andaban armados. Se dio una balacera en ese bar, en una situación muy confusa. Milton Velásquez y Donald Salgado se fueron del lugar”, aseguró el abogado.  

Más tarde, a varias cuadras del bar, capturaron a Milton y lo amarraron.  En tanto, Donald Salgado fue reducido por el oficial Ponce.

“Le dijo no me matés, él (Ponce) le dijo aquí te vas a morir,  y ahí lo mató.  Él lo redujo, ya en el suelo, le disparó, no lo dejó vivir. Quiero justicia para mi hijo”, dijo entre llantos Rosalapina Palacios.

“Extrañamente vemos en la acusación fiscal, donde están procesando a Milton Velázquez y a Ronald Omar Cañada Acuña, que ya no aparece Sergio Ramón Ponce Soza como autor sino que ahora dicen que quien realmente disparó es José Adrián Téllez, el otro policía que andaba ingiriendo licor. Es extraño que no aparezcan los resultados de las pruebas periciales, de balística, que determinaría quién es el que acciona el arma y le dispara al oficial de policía y quién es el que acciona el arma y le dispara a Donald Gabriel Salgado Palacios”, aseguró el abogado Johanes.  

Indicó que se ha tratado de vincular a Donald Salgado como expendedor de drogas, pero existen constancias del Juzgado Único Local, que muestran que el joven jamás estuvo detenido. “No hay una consonancia entre lo que la policía afirma del por qué se dieron los hechos con la realidad de la situación de Donald”.

“Lo acusaron de vender drogas, entonces por qué no lo detuvo y lo procesó, esa es mi pregunta”, agregó Rosalpina Palacios.

Agregó que su hijo había recibido quince días atrás amenazas de muerte de Sergio Ponce. Por su parte, María del Rosario Escobar, testificó que antes del asesinato de Salgado, el policía Ponce preguntó a uno de sus hijos dónde vivía Donald Salgado porque lo andaba buscando para matarlo. Su hijo, se negó a darle información y el policía le apuntó con el arma.

El policía Sergio Ponce se encuentra en libertad, y en lugar de ser investigado, está recibiendo protección de los antimotines, aseguró Palacios.

Policía actúa de forma irregular

Para el abogado Deykert Johanes, también resulta extraño que la Policía Nacional, el día lunes, cuando ya se habían cumplido las 48 horas de prisión de los dos jóvenes que acompañaban al fallecido, no habían presentado acusación ante juzgado competente, sino que la presentaron hasta el miércoles, más allá de las 72 horas.

Juan Carlos Arce, de la Filial de Matagalpa del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH) dijo que estas muertes violentas deben ser aclaradas por el Estado. Exigió un proceso justo, “sin sesgos ya que hay un policía fallecido. La acusación es grave y el Ministerio Público debe actuar correctamente y decir  la verdad”, remarcó Juan Carlos Arce.  

Rosalpina Palacios teme por la vida de su otro hijo, Hamilton Eduardo Salgado, por quien demandó protección. En la misma situación está María del Rosario Escobar, quien también pidió protección para sus hijos Juan Carlos, Noel y Moisés, todos de apellidos  Aburto Escobar.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa