Cadena radial: Acción 28-30 salud y ciudadanía de mujeres

Compartir: Descargar audio

La salud y la ciudadanía de las mujeres fue el tema que se analizó en la Cadena radial “Acción 28-30: Salud y Ciudadanía de las Mujeres” del pasado 29 de mayo, en la que se unieron un total 25 emisoras de todo el país.

“No hay participación ciudadana. Los derechos sexuales y los derechos reproductivos no están legalmente reconocidos en el país”, afirmó la médica e investigadora acuciosa del tema, Ana María Pizarro. Dichas palabras, fueron las que abrieron las puertas a la discusión.

Nancy Mora del Grupo Venancia, expresó que en Nicaragua la estrategia de atención de la salud de las mujeres, no previene, por tanto no contribuye al mejoramiento de su salud. “Los esfuerzos se están haciendo por atender los cuerpos enfermos, no por prevenir que estos cuerpos se enfermen. El estado no está promoviendo la práctica de la sexualidad libre, placentera y protegida”, agregó.

El acceso a la salud es “ineficiente”, consideró Eva Molina, del Colectivo de Mujeres de Matagalpa, puesto que no sólo se deben ver las dolencias físicas, sino las psicológicas. “Los sistemas de salud, deben dar un abordaje a la violencia incluyendo la violencia sexual. Desde hace mucho tiempo hay un protocolo de atención, sin embargo es obviado”, manifestó.

Otro de los temas que se abordó fue el aborto. Morales, expuso que sin importar la razón por el que se quiera interrumpir el embarazo, es un servicio de salud que debería estar en los servicios generales de salud del país y de todo el mundo. “Es una urgencia”, dijo, situación que se evidencia en un estudio que el Colectivo realizó, y que además presentó, en la actividad del 28 de mayo, día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres.

En el estudio, que lleva el nombre “Esta regla que no me baja” se entrevistaron cinco mil 710 mujeres, de las cuales sólo 93 consideran el aborto por circunstancias terapéuticas, el resto, por un derecho a decidir. La mayoría de las mujeres son menores de 30 años y el 14% adolescentes. “Llamarles madres a chavalas de 16 años me revuelve el estómago”, expresó Nancy Mora.

Las razones por las cuales demandan un aborto, son variadas según el estudio. Para Mora, en las jóvenes la más común es el temor social. Por su parte, Eva Molina expresó que se debe a que en las universidades no se habla de aborto y si se habla, “es desde el ámbito de culpabilizar”, abordado como delito y pecado, aún por el mismo personal médico. Por esta situación es que “los abortos clandestinos están más a la orden del día”, lo que aumenta las muertes maternas, afirmó.

Asimismo, se habló del acoso callejero como problema de salud pública de las mujeres, a propósito de un reportaje compartido por el equipo de Radio Universidad. “Hablar de la salud de las mujeres, es reconocer todas las formas de agresiones que sufren. El acoso es una de ellas. Si la mujer denuncia y no se le da importancia, es otra agresión”, expresó Nancy Mora.

El acoso callejero, para Eva Molina, es la manera en la que los hombres refuerzan su machismo. Además, construyen una masculinidad sobre las bases de la violación de derechos.  “Hay maestros que refuerzan esta conducta agresiva con los mensaje que dan a las chavalas y a los chavalos de la escuela”, manifestó.

Para Pizarro, la situación es lamentable, sin embargo “no podemos reivindicar el pasado como que había tantas comisiones abiertas y en todas podíamos a hablar. Teníamos derecho al micrófono, pero de lo que nosotras hablábamos, ningún gobierno tomó en cuenta nuestras propuestas”, afirmó.

Las mujeres siguen siendo un instrumento para ganar premios, señaló Mora. Asimismo, consideró que la manipulación de las cifras es un irrespeto a los cuerpos y a la vida de las mujeres.

Ana María Pizarro agregó que “las instituciones internacionales que deben medirle las costillas a este gobierno, que deben promoverlo, empujarlo, financiarlo y denunciarlo, cuando no cumplen, solo se sientan en el palco a aplaudirle. Eso se llama complicidad”.

 

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa