Sistema de confiscaciones de tierra, cobra fuerza en Nicaragua

Compartir: Descargar audio

Por Sayuri Nishime

 María Auxiliadora, Patricia y María Yolanda Terán Icaza, hace nueve años y medio, empezaron una lucha para recuperar las tierras que les fueron expropiadas. En León, su ciudad de origen, pidieron ser amparadas por la ley, pero no fueron atendidas, y al contrario, fueron víctimas de más violaciones de derechos por parte “de diversas instituciones del Estado”, afirmó Patricia. Hoy se presentaron al CENIDH-Managua, para que sus denuncias fuesen escuchadas.

Ciento catorce manzanas de tierras les han sido expropiadas, en el sector de Salinas Grandes. “Trabajamos una salinera y en el año 2005 fuimos despojadas. Teníamos una casa de verano en la playa y el Señor Rafael Estrada Granizo, nos la botó en el año 2011. En el año 2005 cuando el Señor Tránsito Téllez fungía como alcalde de León, extendió una serie de títulos de uso y usufructo en su minifundio de la alcaldía y se fueron a ubicar físicamente a nuestra propiedad”, declaró María Yolanda.

Como un “caso emblemático”, caracteriza esta situación Vilma Núñez, presidenta del Cenidh, puesto que según ella, parece ser parte de una “estrategia del gobierno” de despojar a través de las instituciones a personas propietarias de tierras. “Esto deja al descubierto la falta de institucionalidad que hay en el país y la inseguridad jurídica que afecta a las personas que son víctimas de estas acciones”, agregó.

Para las hermanas Terán Icaza, las propiedades, constituyen un medio de trabajo, donde alojan a extranjeros. Asimismo, representan un valor sentimental ya que fueron heredadas de su padre, a quien describen como luchador, honesto y trabajador. “Después de tantas luchas, no es justo que nos hayan violentado nuestros derechos y nos hayamos quedado indefensas. Ya agotamos toditos los recursos” expresó María Yolanda.

Casos como este, rigen un sistema de confiscaciones y no de expropiaciones. Existe una concentración de la tierra, de agrandar “una hacienda de propiedad privada de quienes tienen el poder político del país y un afán de avanzar en esa geofagia”, manifestó la Presidenta del Cenidh.

María Yolanda, afirmó que Rafael Estrada y el exalcalde del FSLN, Tránsito Téllez, falsificaron títulos de reforma agraria, por lo cual, iniciaron un juicio en el año 2007 y la Jueza Juana Estela Bermejo, giró oficio al Catastro de León para que se abstuviera de emitir reformas a la propiedad 6490. A pesar de que el Estado de Nicaragua, las acredita como las únicas dueñas, han sido “violentadas por el Catastro y el registro. Reinscribieron nuestra propiedad a la 110 e inscribieron la indemnización de los señores Herdocia, sin consentimiento de nosotras” enfatizó.

¿Quién es Rafael Estrada? ¿A quién representa? ¿Quién está detrás de él para mover todas estas teclas en León y paralizar las administraciones de justicia como las que han intervenido junto con el Catastro? Son las preguntas que se hace Vilma Núñez y afirma, que “estamos ante un caso de testaferros”. Entre los derechos que se están violentando, están el derecho a la propiedad y a la seguridad jurídica.

En el 2014 se contabilizaron 92 denuncias, que refleja la radiografía del drama humano que están viviendo todos estos propietarios. En lo que va del 2015, el caso de las hermanas Terán Icaza, suma el número 23 y aseguró que se le dará acompañamiento, refirió Vilma Núñez.

Sistema de confiscaciones de tierra, cobra fuerza en Nicaragua

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa