Migración: Válvula de escape ante falta de oportunidades

Compartir: Descargar audio

Por Duyerling Ríos/ duyerling@gmail.com 

Martha Cranshaw de NicasMigrantes y Quxabel Cárdenas de la Asociación Enlaces Nicaragüense, compartieron con la audiencia de Onda Local sus consideraciones de la migración como válvula de escape ante falta de oportunidades.  A su juicio la migración no se corresponde con una “tradición” ni es parte del reordenamiento de los mercados laborales.

Se calcula que más de un millón quinientos mil nicaragüenses están fuera del país. Las condiciones económico-sociales continúan sigue siendo el factor principal por el cual migran las personas; en el caso de la juventud, se agrega el deseo de superación o realización profesional.

Para Martha Cranshaw, el modelo de “mano obra barata”, hizo que las y los trabajadores nicaragüenses se insertaran en otros países como parte de la fuerza laboral casi regalada. Aunque para la especialista, en los últimos años  ese modelo ha sufrido ajustes. “Aparecen los permiso de trabajo, diseñados para grandes productores. En este modelos los capitales centroamericanos se han entrelazado y beneficiado”.  

Muestra un botón. Hotel RIU símbolo de la explotación Laboral

Quxabel Cárdenas trajo al debate el caso del RIU Hotels & Resorts, una cadena hotelera española, que para la construcción de sus instalaciones contrató a tres mil nicaragüenses,  en condiciones de explotación. Rafael Pérez, obrero nica, murió en condiciones desconocidas. “Cuando el trabajador muere, al día siguiente no hay ni un nicaragüense y quienes aparecían contratándolos eran dominicanos, quienes también desaparecieron”.

 Costos y responsabilidades

“Existe soledad jurídica de las personas migrantes”, asegura Qxabel, refriéndose a la poca protección que tienen quienes emigran en busca de empleos con ingresos dignos y seguro social, y aspiraciones.

Ambas especialistas reconocieron que el Estado nicaragüense debe responsabilizarse del veinte por ciento de la población del país que emigra hacia Costa Rica, Estados Unidos, España, El Salvador, Panamá y Guatemala sobre todo.

Por ello, el Estado debe aprobar una ley de atención a las y los nicaragüenses en el exterior. “Hay una responsabilidad del Estado nicaragüense de protección, atención y acompañamiento a los más migrantes nicaragüenses”.

Además, señalaron que el Estado debe permitir el acceso expedito de los documentos de viaje para aquella población que pretende migrar, así como brindarles información de los destinos, empleadores y derechos.  Se planteó la necesidad de llevar a cabo negociaciones binacionales.

Quedó planteado en el debate, los costos que pagan las familias con integrantes que emigran. Costos económicos, sociales, culturales, personales, emocionales, entre otros. 

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa