“Prioridades” y reducciones en Presupuesto 2015

Compartir: Descargar audio

Julio López / julio@ondalocal.com.ni

Más de sesenta y un mil millones de córdobas será el gasto de Nicaragua para este año, según el Presupuesto General de la República 2015. Pero los ingresos apenas serán de  55 mil 309 millones de córdobas. Es decir, habrá un déficit de casi 6 mil millones de córdobas, el cual será cubierto con más deudas y donaciones externas.

“Esto significa que vos ganás cien y te gastás doscientos, entonces siempre estás fiando en la pulpería, siempre estás sacando crédito con la tarjeta, siempre endeudándote porque estás gastando más de lo que tenés. Ese es el déficit fiscal, sólo que con unos números grandotes, que a veces cuesta entender”, ilustró la feminista y economista Martha Yllescas.

El también economista y catedrático universitario, Luis Murillo, indicó que el problema no es propiamente el déficit sino su recurrencia. Asimismo, se mostró preocupado porque el déficit será financiado, en parte, con las donaciones externas. “Las donaciones, desde hace un par de años, han  venido con una tendencia a la disminución”.

Añadió Murillo que el Estado está pensando en una política asistencialista, no está teniendo una inversión de mediano y largo plazo que pueda controlar. No se está pensando en políticas públicas que generen productividad. No se le ha dado prioridad al desarrollo de una política industrial. Tampoco se cuenta con una política para crear empleos decentes  o productivos.

“Los egresos están sesgados al gasto cotidiano. De cada cien córdobas que tiene el presupuesto, setenta y seis van a gasto corriente y solamente veinticuatro se usan para inversión. Es decir, el Estado no está invirtiendo, se está comiendo el presupuesto o no está transparentando la inversión”, agregó Martha Yllescas.

La economista dijo que no se puede aceptar que el proyecto hidroeléctrico Tumarín y el Canal Interoceánico -megaproyectos que iniciarán este año, según el gobierno- van a generar recursos porque ni si quiera aparecen en el Presupuesto. “Mientras no aparezca en los recursos oficiales estaremos especulando que si serán cien, que si serán mil. Nos puede ilusionar mucho, pero no es la realidad”.

El gobierno de Nicaragua estimó para 2015 en 104 dólares el precio del barril de petróleo.  No obstante, los precios siguen cayendo, y en la actualidad se cotiza un barril de “oro negro” en menos de cincuenta dólares.

Si la tendencia a la baja del precio del barril de petróleo se mantiene, es probable que el Presupuesto de 2015, tenga que reformarse”, aseguró Martha Yllescas.

Para Luis Murillo, en el caso de Nicaragua, existe un problema serio. No hay una correlación en la caída de los precios a nivel internacional y los precios a nivel nacional. La mayoría de precios de los productos son elásticos al alza e inelásticos a la baja. La economía es afectada no por el precio del barril de petróleo crudo sino por el oligopolio que tienen las refinerías, que prácticamente lo que han hecho es mantener sus altos niveles de ganancia y no están contribuyendo al país”.

Tanto Murillo como Yllescas afirmaron que si bien los programas emblemáticos del gobierno, como Hambre Cero, dirigido a las mujeres y sus familias, logran resolver las necesidades inmediatas y prácticas, no facilitan el desarrollo humano ni resuelven el empobrecimiento de las familias.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa