El otro lado de la negociación

Compartir: Descargar audio

En julio de 2012 se aprobó la Ley 800. Diversos sectores la consideraron una ley equilibrada, que incluía un proceso participativo público y privado. Especificaba que el Estado nicaragüense sería dueño del 51% de la concesión canalera.

Pero, paralelamente se negociaba otra en secreto. María Luisa Acosta, abogada, explica:

“…después que se aprobó la primera ley que establecía la posibilidad de crear un canal interoceánico por Nicaragua… no se supo absolutamente nada, hasta dos días antes de que fuera aprobada la Ley 840… en ese momento no sabía nadie que no fuera no sé quién, me imagino que los diputados de la bancada oficialista, el contenido y entre esos los que hablaran inglés…”

Acosta se refiere a acuerdos, nombramientos y constitución de empresas, realizados entre 2012 y 2013. Estos procedimientos no fueron públicos. Hasta que se conoció una nueva iniciativa de Ley.  

El cuatro de junio de 2013, Daniel Ortega envió al Parlamento la iniciativa “Ley Especial para el Desarrollo de Infraestructura y Transporte Nicaragüense atingente a El Canal, zonas de Libre Comercio e Infraestructuras Asociadas”. El trece del mismo mes, la Ley 840 -conteniendo el Acuerdo Marco de Concesión- fue aprobada por la Asamblea Nacional y publicada en la Gaceta, el catorce de junio.

El Acuerdo Marco se aprobó sin ser discutido por parlamentarios y parlamentarias identificados con el partido en el gobierno, pese a que contiene aspectos sustantivos del proyecto. Con el nuevo acuerdo, Nicaragua es dueña del uno por ciento de la concesión, a diferencia del 51% que establecía la derogada Ley 800. Con la entrada en operaciones de El Canal, la nueva ley dicta que Nicaragua incrementará sus acciones

El proyecto canalero ha sido presentado como varita mágica para superar la pobreza. Empleos, desarrollo económico, mayor inversión y mejoría en la condiciones de vida, son mencionados como  principales beneficios. Sin embargo, algunas personas no lo ven así.

A escasos día de la fecha que el gobierno ha dado como inicio de la construcción de El Canal, la ciudadanía sigue preguntando y sigue manifestándose contra el proyecto canalero. 

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa