CHN con el agua al cuello

Compartir: Descargar audio

Cristopher Mendoza Jirón

cristopher@ondalocal.com.ni

La última vez -julio 2014- que miembros del Movimiento de Pobladores, Productores y Comerciantes de Apawas estuvieron en Managua, regresaron a sus hogares con la promesa bajo el brazo, que en septiembre se pondría fin a cinco años de espera por el pago de indemnización de sus propiedades.

Septiembre ya pasó y la quinta promesa de pago, como en anteriores acuerdos, ha sido violentada nuevamente por Centrales Hidroeléctricas de Nicaragua (CHN), de capital brasileño, encargada de la construcción del Proyecto Hidroeléctrico Tumarín. Este se ubicaría en el municipio de La Cruz de Río Grande, en el Caribe Sur de Nicaragua; y prevé la generación de 253 Megawatts. Dice la ley que cambiaría la matriz energética y reduciría el gasto de unos cien millones de dólares anuales en la compra de petróleo para la generación de energía.

“Los brasileños pusieron trabas en el sentido de que las elecciones en Brasil afectaban, y te acordás que quedaron para una segunda vuelta que será definida en esta semana, pero nosotros hicimos un documento y ellos le pusieron un plazo hasta el 15 de este mes de octubre” afirma Francisco Delgadillo, representante legal de las y los demandantes, en alusión al incumplimiento de CHN en el mes de septiembre.

El documento citado por Delgadillo, es una carta dirigida a Daniel Ortega, que en su parte principal exige pagos de indemnizaciones, daños y perjuicios, tras cinco años de pérdidas de inversiones e improductividad de las fincas. Además, dice que de no concretarse el pago a más tardar el 15 de octubre de 2014 (recién pasado), no habrá proyecto Tumarín.

La presión ejercida en la carta dio resultado, afirma Isabel Díaz representante del movimiento, productora y pobladora de Apawas. “Emilio Rapacciolli (Ministro de Energía y Minas) dijo el día jueves y el día viernes de la semana pasada, que teníamos que tener un poquito de espera para nuestros pagos, porque después que se firmara la reforma a la ley y fuera publicada, que nos comenzaban a pagar, pero Rappaccioli aclaró de que no, que teníamos que esperar un poco más y que esto va para noviembre; supuestamente van los pagos”.

Mientras tanto, según Díaz, este 21 de octubre sostendrán una reunión con representantes de CHN y con la recién creada Comisión Negociadora de El Proyecto Hidroeléctrico. Dicha Comisión fue parte de las recientes reformas aprobadas en la Ley Especial para el Desarrollo del Proyecto Hidroeléctrico Tumarín (Ley 695) en el mes de septiembre. “Hablaríamos de lo que son las casas que nos van a dar en el Nuevo Apawas, dónde van a ser y cuándo van a ser entregadas. Los pozos que se les prometieron a los productores que se les quedaron remanentes y no tienen agua. Lo de los panteones que ellos dijeron que iban a ser exhumados y llevados a otro lugar, al panteón donde va a ser el nuevo Apawas. Estaríamos hablando de los daños y perjuicios, entre otras cosas”, agregó la líder del movimiento.

Sexto plazo, noviembre: ¿Habrá séptimo?

Pese a que la lucha del Movimiento de Pobladores, Productores y Comerciantes de Apawas por el pago de indemnización de sus propiedades ha venido de promesa en promesa por CHN, a juicio de Francisco Delgadillo, en esta ocasión sí se ve factible la obtención de respuestas a sus demandas. “Si ellos no comienzan a realizar los trabajos en enero, no van a comenzar a generar energía en el tiempo que está establecido en la reforma a la ley. Y esa reforma les condicionan a ellos, que se comprometen a generar energía en el 2017 y no lo hacen, en septiembre, digamos un ejemplo, en octubre ellos tendrían que estar comprando energía a otra empresa, por cuenta de ellos, para entregársela al gobierno. Están con el agua al cuello y están obligados a pagar”.

Por otra parte, Delgadillo mencionó que la empresa ya ha solicitado permiso para que las y los dueños de propiedades en la zona afectada por el proyecto, permita la introducción de maquinaria para la comenzar la construcción de la carretera desde San Pedro hasta el lugar donde se construirá el embalse en Tumarín. No obstante, “la gente dijo que mientras no paguen, no hay ningún tipo de construcción y no hay ningún tipo de equipo que pueda penetrar ahí” concluyó.

“Ahhh, ellos ya están claros que si incumplen nuevamente en no pagarnos ahorita a inicios de noviembre, no Tumarín. Nadie venderá sus fincas, así nos prometan más dinero, porque ya una mentira más, ya no” enfatizó Isabel Díaz.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa