Mi tierra no está en venta

Compartir: Descargar audio

Por Julio López Chavarría

Campesinas y campesinos han salido a manifestarse contra la expropiación de sus propiedades, dictadas en la Ley Especial para el Desarrollo de Infraestructuras y Transporte Nicaragüense Atingente a El Canal, Zonas de Libre Comercio e Infraestructuras Asociadas. La resistencia ciudadana empezó en Rivas, siguió en San Miguelito, ahora en Nueva Guinea.

En el Distrito de la Unión, a treinta kilómetros del municipio de Nueva Guinea, cuatro mil campesinas y campesinas, aproximadamente, salieron a defender sus tierras y la soberanía de Nicaragua. Van a pie, en motos, a caballo. Llevan banderas azul y blanco, mantas y carteles donde le recuerdan al gobierno de Daniel Ortega que sus tierras no están en venta. “Que se vayan los chinos”, es el grito unánime.

“Es inconcebible que en un país, en vías de democracia, se esté desalojando a la gente y entregándole la tierra a un inversionista extranjero con concesiones que ningún gobierno del mundo le ha concedido a ningún empresario. Reiteramos (…) Vamos a unirnos con todos los campesinos afectados a lo largo y ancho de la ruta canalera, incluyendo nuestros hermanos de la Costa Atlántica, de las comunidades indígenas, porque ellos también están siendo afectados, ellos también tienen una protección porque el gobierno les brindó un título de propiedad, apoyados en la Ley 445, que es la Ley de Autonomía”, aseguró Pablo ramos

Ramos indicó que personal de la empresa HKND y de la Procuraduría General de la República, acompañados de la policía y el ejército, han andado sobrevolando las propiedades y han empezado con el proceso de medición, como parte del llamado censo chino.

El productor Ricardo Flores, dijo que la zona de El Campamento. Le están quitando ciento ochenta manzanas de tierra. Reiteró que no venderá “ni una cuarta de tierra, ni que así me ofrezcan oro”. 

“…hemos luchado toda nuestra vida. No teníamos nada y hemos logrado obtener nuestro tuquito de tierra. Ahora nos quieren despojar de ellas, tirarnos y no darnos nada. No salimos de nuestras propiedades, aquí vamos a morir, porque las propiedades son de nosotros y no tenemos porqué salir y dárselas a otro”, agregó Rosario Lira.

En la defensa de sus tierras, agotarán las vías cívicas, añadió Pablo Ramos. “Estamos dispuestos a agotar hasta los últimos recursos cívicos, si es posible hasta llegar a hablar con el presidente Ortega, para que él, de alguna manera, derogue o anule  la Ley 840, en especial, el artículo doce de la Ley 840, que es lo que tiene que ver con la expropiación de nuestras tierras. Pase lo que pase sí, no estamos dispuestos a entregar ni a vender nuestras tierras, no importa el precio que tengamos que pagar”.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa