Impacto del ruido en la salud

Compartir: Descargar audio

Ruido, un problema de perturbación, pero también de contaminación ambiental y daños a la salud.

Por Julio López

El impacto de la contaminación por ruido en el medio ambiente y en la salud, fue el primer bloque de la edición de Onda Local, este viernes 03 de octubre de 2014.  

El artículo 534 del Código Penal regula la perturbación por ruido. Quien utilizando “medios sonoros, electrónicos o acústicos de cualquier naturaleza, tales como altoparlantes, radios, equipos de sonido, alarmas, pitos, maquinarias industriales, plantas o equipos de cualquier naturaleza y propósitos, instrumentos musicales y micrófonos, entre otros, ya sea en la vía pública, en locales, en centros poblacionales, residenciales o viviendas populares o de todo orden, cerca de hospitales, clínicas, escuelas o colegios, oficinas públicas, entre otras; produzcan sonidos a mayores decibeles que los establecidos por la autoridad competente y de las normas y recomendaciones dictadas por la OMS y la OPS, y que causen daño a la salud o perturben la tranquilidad y descanso diurno y nocturno de los ciudadanos, será sancionado con diez a treinta días multa, o trabajo en beneficio de la comunidad de diez a treinta jornadas de dos horas diarias; y además de la suspensión, cancelación o clausura de las actividades que generan el ruido o malestar”, señala la ley.

Sin embargo hace una excepción con las iglesias. “Las actividades tales como campañas evangelísticas masivas realizadas al aire libre en plazas, parques y calles requerirán la autorización correspondiente. Se exceptúan las actividades de las congregaciones religiosas dentro de sus templos, tales como cultos, ayunos congregacionales diurnos y vigilias nocturnas. Asimismo, se exceptúan los que tengan establecidos sistemas de protección acústica que impidan la emisión de sonidos, música o ruidos […] y que cuenten con la autorización correspondiente y dentro de los horarios permitidos”. 

Doraldina Zeledón, abogada ambientalista, aseguró que la contaminación acústica no se tipifica como delito en el Código Penal sino simplemente como falta. La Ley Especial de Delitos contra el Medio Ambiente y los Recursos Naturales (Ley 559), quedó derogada y su contenido, en cuanto a la contaminación por ruido, fue trasladado al Código Penal, precisó. 

Sin embargo, el ruido no sólo es un problema de perturbación del sosiego o la tranquilidad,  es también de contaminación ambiental que afecta la salud.  “Analizando los artículos no necesariamente tenemos que decir que solamente es falta, porque si decimos que el ruido afecta la salud, entonces nos vamos par las lesiones que son delitos. Podemos recurrir también por delitos, en el caso de lesiones, que son físicas y psíquicas. El ruido puede provocar daños en el oído y también daños psicológicos”, agregó la ambientalista.  

Leonel Argüello, médico epidemiólogo y salubrista, manifestó por su parte, que el ruido causa dos daños fundamentales a la salud. “El daño biológico como tal, que te quedás sordo y el daño psicológico. De hecho sabemos que uno de los mecanismos de tortura es ponerte música a volumen alto”.

Según Argüello, el ruido también afecta la tranquilidad pública. “Estás los fines de semana en tu barrio, tranquilo, de repente comienza aquella música a todo volumen, que te quieren meter a Dios por los oídos, eso es una barbaridad, y no hay manera de controlarlo, es un irrespeto tremendo, sobre todo viniendo del sector religioso”. 

En el 2013, el Concejo Municipal de Managua, aprobó la ordenanza No. 01–2013 referida a los daños y multas ambientales en el municipio de Managua. En su artículo 11, afirma que contaminan el medio ambiente con emisiones sonoras o ruidos, las personas naturales o jurídicas que “utilizando equipos de sonido, altoparlantes, amplificadores, rocolas, entre otros, produzcan contaminación acústica con niveles fuera de lo establecido por las normas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), perturbando la tranquilidad y descanso diurno y nocturno de los ciudadanos”.

Las multas van desde dos mil córdobas, si es persona natural, hasta 35 mil córdobas si es persona jurídica. Estas mismas multas se aplican para “quienes realicen actividades de cualquier índole, utilizando equipos de sonidos, conjuntos musicales, amplificadores, sin contar con la infraestructura adecuada, ni el aval ambiental correspondiente”, agrega la ordenanza. 

El Canal Interoceánico en la salud y en la propiedad   

El segundo bloque de esta edición analizó el impacto del Canal Interoceánico en la salud y en las propiedades.

Ana Margarita Vijil, abogada y catedrática universitaria, a la vez que Presidenta del Movimiento Renovador Sandinista (MRS), afirmó que existen ciudadanos de segunda clase con relación al proyecto del Canal Interoceánico. “A los empresarios, que tienen inversiones a la orilla del mar, les dijeron que iban a cambiar la localidad de algunos de los sub-proyectos para no afectarles. Significa que están viendo a los grandes empresarios de una forma, y con una cantidad de derechos distintos, a los derechos de los pobladores, que en las comunidades no tienen derecho, ni siquiera de hablar”.

Lo que refleja Ana Margarita Vijil ha causado descontento de poblaciones ubicadas en la ruta del Canal, principalmente en Rivas y San Miguelito. El 02 de octubre de 2014, se realizó  la “marcha de montados” en la comunidad El Tule, municipio de San Miguelito, Río San Juan, en resistencia ante la amenaza de expropiación de sus tierras. 

"No vendo mi tierra. No somos vendedores de tierra", eran parte de las consignas que portaban las más de tres mil personas que se movilizaron de manera espontánea.

Arnulfo Sequeira, de la Comunidad Quebrada Seca y Concejal del Partido Liberal Independiente (PLI) expresó que llegó a la marcha para rescatar sus derechos. “Los chinos llegan y me miden la propiedad, sin ningún permiso. Yo les dije, esta propiedad es privada. A los otros campesinos se les meten porque poco conocen sus derechos. Andan el ejército y la policía, que esas son para que nos cuiden a nosotros, y ahora Daniel los manda a que cuiden extranjeros, a los invasores, a los nuevos filibusteros que están invadiendo nuestras tierras”.  

 “El canal, no nos sirve para nada, al gobierno si le sirve, es un negocio para el gobierno no es para nosotros”, aseguró otro líder de la comunidad.

“No tenemos la tierra en venta, ni la vendemos, ni la tenemos de venta. Tenemos que luchar porque las tierras nos han costado, nos ha corrido el sudor desde la cruz hasta la frente. Solo el que no vivió la guerra en aquel tiempo, no sabe lo que es gusto, yo si lo viví y yo no quiero”, asegura una líder de la comunidad Caño Luis.

Según Vijil, se sacará a la gente de sus tierras, sin darles otra opción, dándoles unos pocos reales, porque el pago es a precio de catastro, y se dará en un momento en el que la especulación de tierras es altísima y será más alta por personas que serán expropiadas.  “Vas a tener gente que no tiene certeza adonde irse, que le estás quitando el arraigo a su vecindad, a su cementerio, a su modo de vida. La gente de El Tule sabe cómo manejar los inviernos de El Tule, ha vivido ahí toda su vida. Si se va a otro lado, le cambiás todo el hábitat”, agregó. 

Por su parte, Leonel Arguello aseguró que para entender el impacto del canal en la salud, el eje fundamental, es la migración. “Vas a construir algo, qué se hace primero, un campamento. Ya sabemos cómo son los campamentos o asentamientos en nuestro país: desordenados, no hay letrinas, no hay agua. Después se hacen las cantinas, vienen las Infecciones de Transmisión Sexual, la violencia contra las mujeres y la niñez. Todos esos fenómenos están dados por la migración y la Compañía no se hace responsable de nada, mandan trabajadores y ya está. La Compañía debe de responsabilizarse y construir una ciudadela con todas los condiciones higiénicas sanitarias, con acceso a la salud”.  

Impacto del ruido en la salud

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa