Urgen educación sexual y métodos anticonceptivos para decidir

Compartir: Descargar audio

Organizaciones feministas acusaron al Estado nicaragüense por mantener totalmente penalizado el aborto desde el 2007.

Por Julio López

Más de veinte emisoras formaron parte de la "Cadena radial: Urgen educación sexual y métodos anticonceptivos para decidir" en ocasión del Día por la despenalización del aborto en América Latina y el Caribe, que se conmemora el 28 de septiembre.  

El aborto está totalmente penalizado en siete países de América Latina y el Caribe, a saber: Chile, Honduras, El Salvador, Nicaragua, Haití, Surinam y República Dominicana.

Cada persona tiene derecho a una atención de salud de calidad y a vivir una vida libre de violencia y discriminación según la Federación Internacional de Planificación de la Familia (IPPF). Sin embargo, la prohibición del aborto y la falta de acceso a servicios de salud adecuados, obliga a las mujeres a recurrir a la interrupción de embarazos en la clandestinidad, poniendo en riesgo su salud y sus vidas, lo cual fue ratificado por Sandra Arceda, del Colectivo 8 de Marzo de Esquipulas, Matagalpa, una de las invitadas de la cadena radial. 

Durante la cadena, se compartió el posicionamiento de la Campaña 28 de Septiembre que asumieron también el Comité de Lucha por los Derechos de las Mujeres (CLADEM) y la Confluencia Feminista Mesoamericana Petateras, así como la Red de Mujeres contra la Violencia, Red de Mujeres del Norte, Red de Mujeres de Matagalpa, Red de Salud de las Mujeres de América Latina y Caribeñas y el Movimiento Feminista, en el que acusan al Estado de Nicaragua porque a veinte años de la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo (CIPD), de El Cairo, mantiene totalmente penalizado el aborto.  

“Acusamos al Estado de Nicaragua por el constante retroceso y violaciones a los derechos humanos de las mujeres, que ponen en riesgo sus vidas y afectan su salud, su seguridad y el ejercicio pleno de su ciudadanía”, afirma el posicionamiento.

Recordaron que en el año 2006 “con un gobierno conservador, y en el 2007, con un gobierno que se autodefine socialista, Nicaragua retrocedió 171 años al penalizar autoritariamente el aborto en cualquier circunstancia, cercenando el derecho de las mujeres a decidir sobre sus cuerpos y sus vidas”.

Asimismo, acusaron al Estado de Nicaragua “por el incremento y la tolerancia de la violencia sexual que afecta a niñas, adolescentes, jóvenes y adultas, forzadas a mantener embarazos impuestos por sus agresores, obligadas a parir, sin posibilidades de interrumpir dichos embarazos, dada la ausencia de políticas que impulsen cambios en los patrones socioculturales y patriarcales que sostienen las relaciones de poder”.

Otra de las acusaciones al Estado nicaragüense es por “criminalizar a las mujeres y al personal médico que brinda servicios a la hora de un aborto, lo cual afecta a mujeres de todas las edades, especialmente a las jóvenes y a quienes viven en condiciones de alto riesgo”.  

En su posicionamiento exigieron al Estado de Nicaragua, despenalizar el aborto y eliminar las barreras jurídicas, así como, garantizar el acceso de las mujeres a servicios integrales de interrupción segura, gratuita y de calidad. Demandaron asimismo educación científica formal e informal y educación sexual integral, incluyendo aborto legal y seguro y acceso universal a métodos anticonceptivos seguros a toda la ciudadanía.

Mientras se transmitía la cadena radial desde Radio Vos, mujeres organizadas de distintas parte del país, realizaron una marcha en el municipio de Matagalpa, exigiendo la despenalización del aborto. Acorde con lo establecido en el posicionamiento, exigieron que la interrupción del embarazo sea reconocida como uno de sus derechos.

Las mujeres realizaron una cadena que partió del Colectivo de Mujeres hasta el parque Morazán. Leyeron el posicionamiento e hicieron presentaciones artísticas: batucada feminista, coplas y teatro de calle.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa