Sin máscara en mi rostro

Compartir:

Por Vilma Duarte 

"...Del mar los vieron llegar..." Es un enigma, que en las emigraciones más antiguas no se ha podido descifrar. Cada año, el repetitivo calendario trae a luz el 12 octubre: Día de la raza o de la Hispanidad. ¿Debemos celebrarlo...?

"Tiempo donde estamos tu y yo..."? Más de 500 años han pasado y al parecer, el mismo tiempo tiene Alzheimer y prefiere olvidar. Pero yo recuerdo la Granada de mi Nicaragua natal y el "Viva León... del poeta Alfonso Cortés. Dos ciudades cuyos diseño arquitectónico es colonial. 

Descubrimiento de América, conquista española, la gran Odisea sanguinaria de Cristóforo Colombo, resistencia indigena, exterminio de razas, vejaciones violaciones sexuales a nuestras indias. La procreación y nacimiento del mestizaje. No por casualidad genética tengo este rostro. 

No aprendí nahuatl, nací muy tarde. Hablo español como herencia de mi lengua madre: España. El mismo idioma que Ruben Darío les modernizó y les revolucionó después que lo llamaron "Indio".

"India" me dijo un cubano cuando recién vine a estas tierras., hufanándose de sus antepasados españoles en Cuba. Ignoro quienes habitaban la isla caribeña antes de su llegada de la llegada de los "conquistadores". Igual, vinieron del mar "eran los hombre Barbados de la profecía esperada.."

Hoy, en este tiempo sin tiempo, camino sobre la calle Ponce de León, como escurcando sus huellas. En una vivencia y peregrinación de la palabra, sin miedo, sin vergüenza, sin máscara y como dijo una profesora cubana (japtandose de sus raices españolas) a sus alumnos de High School en Estados Unidos: "En sus rostros está el hallazgo ocurrido hace más de 500 años". Y aún, con la cruz acuestas.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa