Periodistas independientes se manifiestan en contra de la "Ley mordaza"
Tania Hernández / Onda Local

Periodistas en peligro de muerte

Compartir:

Trabajan con alto riesgo de ser amenazados, robados, heridos o asesinados, periodistas que no son empleados del gobierno o del FSLN.

Es terrible ser reportero aun cuando no está el país en guerra, pues la concepción de quienes tienen el poderío estatal es bélica y pendenciera, por eso se mantienen iracundos y peor cuando escuchan opiniones diferentes o les descubren sus falsedades.

La libertad de expresión es derecho humano fundamental y a ella contribuyen personas que son reproductores de ese pensamiento a través de medios de comunicación. Si censuras la libertad de prensa también lo haces con los ciudadanos.

Está institucionalizada la agresión que cualquier fanático, para ganar puntos, comete delito contra comunicadores sabiendo que será aplaudido por sus jefes y jamás procesado judicialmente y si es tan evidente su crimen saldrá libre posteriormente.

Existen pruebas de activistas partidarios pro gobierno robando equipos de trabajo y golpeando a periodistas, incluso en presencia de policías que también han atropellado, y no hay una sola investigación de los hechos.

Cámaras de video y fotográficas, celulares, micrófonos, y hasta libreta de anotaciones, son botín de guerra para el activista político de los gobernantes, quien sin asco te puede insertar un puñal. Es barbarie la que se vive, sin pudor, más bien se vanaglorian de atacar a periodistas.

Es tanta la degradación personal, interior, mental y emocional, que fanáticos periodistas oficialistas aplauden, incitan, azuzan el maltrato para sus colegas, y hablan de ética profesional aun cuando repiten el lenguaje demagogo relacionado con amor y cristianismo, sin autocrítica.

Ni en la desgracia que se vive en Nicaragua, con tanto dolor y destrucción por los huracanes, los gobernantes dejan de amenazar, golpear, y censurar a periodistas que buscan la opinión de personas afectadas.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa