Luis Pastran from Pixabay

RESPLANDORES DE ABRIL No. 19

Compartir:

LA DEMOCRACIA

Un régimen democrático desde la doctrina liberal es algo muy, pero muy serio, y para países durante muchas décadas subyugados, como el nuestro, es casi un paraíso, pero no nos hagamos ilusiones, es difícil alcanzar la democracia –hay que construirla en procesos prolongados-- y generalmente está llena de imperfecciones principalmente por las clases políticas corruptas que se valen del Estado para sus voraces negociados y acaban con la independencia de los poderes,  el predominio de la ley, la libertad de expresión y el respeto a los derechos humanos. También la democracia se vuelve difícil de practicar para algunos sectores sociales y personas para quienes la tolerancia es impracticable, como vemos actualmente en Facebook donde se vocifera contra determinadas corrientes políticas solo por provenir del FSLN, aunque se hayan separado de este hace muchísimos años y sean luchadores consecuentes contra el orteguismo y por un Estado de libertad y justicia. Después de los fracasos estrepitosos y terribles en la URSS y el campo “socialista” de Europa del Este; las matanzas de Stalin y las de Mao, en China; la falta de libertades en Cuba, su fracaso económico, sus campos de concentración para personas de la diversidad sexual y sus manicomios para críticos del régimen; el autoritarismo venezolano y su economía fallida; y la dictadura en Nicaragua, el socialismo mostró un rostro opuesto a las esperanzas de redención social de los oprinidos depositadas por muchos en esta forma de pensar. Por eso hay una gran migración hacia la socialdemocracia principalmente como se conoce en los países nórdicos –independientemente que sean de izquierda o de derecha—y hacia el modelo liberal de la democracia que ojalá comenzáramos a construir en Nicaragua con un gobierno provisional y sucesivos gobiernos electos legítimamente en las urnas.

 

CATORCE DEMANDAS DEL COSEP PARA ENFRENTAR EL COVID-19

El Cosep demandó hoy a la dictadura adoptar 14 medidas en cuatro áreas ante el COVID-19: 1. Aplicar recomendaciones de la OMS: Quedarse en casa; Cierre de escuelas y universidades; Prohibición de eventos masivos; Protocolos de seguridad en el transporte público; Asegurar equipos de protección al personal de salud y fortalecer el sistema con equipos, medicinas e insumos médicos indispensables. 2. Alivio y protección social: Reducir las tarifas de energía y agua potable y suspender cortes por morosidad; Crear un fondo de emergencia para líneas de drédito a micros y pequeños negocios; y Crear un fondo para alimentos al sector informal y los grupos más vulnerables. 3. Protección económica y de producción: reclasificar a deudores para reestructurar préstamos con los bancos y acceder a financiación de nuevos créditos bajando comisiones e intereses; Exonerar productos de la canasta básica y otorgar incentivos fiscales a fin de producir productos esenciales para enfrentar el COVID-19; Revertir los efectos negativos de la reforma troibutaria del 2019; Hacer más eficiente las importaciones y exportaciones, en particular liberar importación de medicamentos y alimentos básicos; Autorizar trámites automatizados y/o en línea para gestiones en salud, alimentarias, bancarias, laborales, etc; y Agilizar las solicitudes de revisión de precios de medicamentos que se elaboran en el país. 4. Administrativas y laborales: Respaldar la reconversión productiva y flexibilización de contratos de trabajo (adaptación de horarios, reducción de jornada, teletrabajo, suspensión parcial o colectiva para evitar despidos masivos y reducción de tasas del INSS a empresas y trabajadores. 4. Suspender el cobro del Inatec por el resto del año; Establecer moratoria para el pago de las cotizaciones laborales y patronales al INSS; Detener procesos administrativos y judiciales que obliguen a pagos a la DGI, DGA y alcaldías municipales, así como las auditorías en marcha y reparos ya exigidos.

 

POSPONER LA LUCHA POR EL PODER POR UN GOBIERNO PROVISIONAL DE UNIDAD NACIONAL

La unidad de todas las fuerzas políticas y sociales demócratas es imprescindible para derrotar la dictadura e instaurar una democracia. Si todas las fuerzas están pensando en la toma del poder, la unidad no será posible porque prevalecerá la pugna, el forcejeo, los rodillazos y cascaritas de banano. Hay que pospone este legítimo derecho de todos los partidos y fuerzas sociales y ceder en favor de un gobierno de unidad nacional con un programa mínimo y dejar para un segundo momento la lucha por el poder desde un sistema democrático.

 

NUEVAS GENERACIONES QUIEREN UN ESTADO DEMOCRÁTICO DE VERDAD

La nueva generación de jóvenes ha puesto el listón de la política fuera de alcance de algunos partidos que se quedaron rezagados en términos históricos, que siguen pensando, por ejemplo, en privilegios que les den el control del Consejo Supremo Electoral (CSE), cuando este debe ser una instancia técnica, profesional, fuera de los partidos. No les cabe en la cabeza que el Estado no debe ser utilizado para la corrupción, que no debe haber preferencias para nadie en el funcionamiento de las instituciones, las cuales deben basarse únicamente en la ley; que no debe haber invasión de un poder en el otro y que debe prevalecer un impecable respeto a los derechos humanos de todos, independientemente de sus creencias religiosas, ideología (no debería caber el fascismo), raza, estatus económicos, sexo, etc. El Estado no deberá ser utilizado para chanchullos ni beneficios familiares o personales. También hay personas fanatizadas que en Facebook no razonan, no argumentan, solo vociferan contra la izquierda o la derecha, contra las feministas y la diversidad sexual. Aunque algunos de ellos se dicen demócratas, no se percatan que la democracia es inclusiva, es decir, todos tenemos derechos y también deberes, tanto individual como colectivamente. En Nicaragua, de gran tradición excluyente, de privilegios a los más ricos, de largo ejercicio autoritario y dictatorial, todo esto debe ser barrido por completo y saltar a una nueva forma de gobernarnos que nos impulse hacia el desarrollo.

 

POR LA UNIDAD CON QUIENES ESTÁN AL LADO DEL PUEBLO

Estoy a favor de la unidad más amplia para continuar la lucha por la democracia en Nicaragua, no obstante, creo que es vergonzosa la actitud de ciertos partidos que forman parte del sistema de la dictadura y continúan ahí porque se sienten muy cómodos. Me pregunto ¿qué hace por la población la hija de Arnoldo Alemán que es contralora? Nada. Está de adorno de una institución que no vela por los intereses ciudadanos, sino que cuida que los corruptos no sean descubiertos. ¿Qué hacen los diputados del PLC en la Asamblea? La aplanadora orteguista no les deja pasar ninguna iniciativa de ley. Están pintados en la pared. Forman parte de una coreografía, nada más. ¿Entonces por qué continúan en el parlamento y en otras instituciones estatales? Por el hueso. Así se apropian de parte de nuestros impuestos sin ser productivos, sin ser útiles para nada a la población. Es una desfachatez la de ellos. Lo que la ética política manda es alejarse del régimen, no ser cómplices, renunciar a esos puestos públicos para ser verdaderamente consecuentes con la lucha contra la tiranía.

 

CARTA AL COVID-19 DE DANIEL ORTEGA Y ROSARIO MURILLO (Marzo 2020)

Querido COVID 19: te hemos aguardado en Nicaragua con los brazos abiertos, el corazón rebosante y las puertas en pampas. Sos más que bienvenido en esta tierra de lagos y volcanes y una población mayoritaria inmunológicamente débil, aunque tenemos uno de los mejores sistemas de salud del mundo, pero pocas slas de UCI, ventiladores mecánicos y oxígeno. Te gustará saber que a los compañeros de Cuba les compramos más de seis millones de dólares en Interferón, medicamento que sabemos que para nada te afecta. Nos alegra decirte que realizamos una manifestación de amor hacia vos. Tenemos noticias alentadoras: no hemos cerrado las fronteras, pero es de lamentar que las líneas aéreas suspendieron sus vuelos a Managua, no obstante, por tierra y por aire puede entrar todo el que quiera; no estamos realizando pruebas masivas; tampoco seguimiento de contagiados; no hemos dispuesto que se realice cuarentena; y principalmente con frecuencia convocamos a actividades masivas. Hasta convencimos al Obispo de León para que en semana santa impulsara las procesiones y misas tradicionales. Nuestro principal comentarista radial ha dicho que sos “el ébola de los ricos”, para tranquilizar a los pobres, pero sabemos que te llevás por igual a moros y cristianos. Aquí en el sobaco de la confianza te comunicamos que hemos estado despidiendo a médicos, médicas y enfermeras que se rebelaron ante tu llegada y también hemos estado echando presos a esos muchachos que andan distribuyendo paquetes de protección como mascarillas y alcohol en gel. Esperamos que en nuestro país te sintás como en tu propia casa, porque nos caracterizamos por la amistad y la hospitalidad. Somos un pueblo de mucho calor humano que no le teme a pasar a otro plano de vida porque sabemos que iremos a la inmortalidad. Fraternalmente, Daniel y Rosario.

 

"COVID-19: EL ÉBOLA DE LOS RICOS"

William (El Chele) Grigsby es un analista político real, genuino, porque tiene capacidad para investigar, procesar la información, asociarla, compararla y extraerle su significado para devolverla a sus audiencias. Muchos de sus programas radiales de opinión son memorables. No obstante, una y otra vez su espíritu libre se ha estrellado contra las murallas del partido pese a sus esfuerzos que lo han llevado a distanciarse en varias oportunidades, pero irremisiblemente siempre ha vuelto al redil. Quizás ahora ya perdió esos ímpetus y se ha entregado de lleno y para siempre a Rosario Murillo. Ha perdido también parte de su capacidad analítica y hay muchas evidencias en sus más recientes programas en "La Primerísima", pero la más significativa es su incomprensible y disparatada afirmación --solo posible por el fanatismo al que ha llegado-- de que "el COVID-19 es el ébola de los ricos", porque, como se ha visto desde diciembre del 2019 en todo el mundo, el coronavirus ataca a toda la población por igual. Pero en términos relativos sorprendentemente hay un pequeño atisbo de verdad en esta estupidez, pues la mayoría de los fallecidos orteguistas se volvieron ricachones en el ejercicio del poder. Ahí está El Chele, vociferante, amenazante todos los días, pero bastante disminuido como el tremendo analista que era. Si alguien tiene alguna duda de sus cualidades, lea en "Envío" su crónica sobre el asesinato de Carlos Guadamuz, una pieza a destacar en la historia del periodismo contemporáneo de Nicaragua.

 

LA INDIFERENCIA DE LA DICTADURA ANTE LA MUERTE DE MILITANTES DE PRIMERA LÍNEA

Los familiares del diputado Jacinto Suárez podrían considerarse “privilegiados” porque la dictadura le dedicó palabras de despedida y reconocimiento en sus medios de comunicación oficiales, pero el ministro de Telecomunicaciones Orlando Castillo, y el alcalde de Masaya, Orlando Noguera, no recibieron esa atención, no tuvieron un titular en ”El 19 Digital” y apenas fugazmente, como por no dejar, durante unos pocos segundos sus decesos fueron mencionados en el discurso diario de Rosario Murillo. Pero le fue peor a la diputada Rita Fletes, de quien la Primera Dama guardó silencio, no sabemos por qué. La indiferencia del régimen le puede costar caro, pero es el precio que está dispuesto a pagar porque prefieren bajar el perfil a sus figuras muertas, y no publicar material que pueda desanimar a sus bases. Esta estrategia de comunicación falla porque no toma en cuenta a los medios independientes que sí están informando sobre esa seguidilla de fallecimientos de personajes del FSLN y que muchos orteguistas ven, escuchan o leen estos medios. Poco a poco está cundiendo el desencanto, sentimiento que le está dando paso al temor, sobre todo cuando las personas recuerdan que fueron a tal marcha, que participaron en tal evento y que ahí se juntaron con otros militantes y se tocaron, se rozaron, platicaron cara a cara y de cerca e hicieron lo contrario de lo que recomienda la OMS. Si un Ministro fallece y no es objeto de ningún homenaje póstumo, mucho menos la gente de base. Todo esto está dando la idea de que todos estos militantes son usados, utilizados, manejados por la pareja dictadora en función de sus propios intereses y que, cuando se produce el deceso, ya no valen nada y ni siquiera su recuerdo es rescatable. Tardarán más en percatarse de que han estado siendo enviados a la muerte por la jefatura orteguista.

 

BASES ORTEGUISTAS DEBEN DEJAR DE PARTICIPAR EN ACTIVIDADES GRUPALES

Me gustaría poder acercarme a los orteguistas tanto como sea posible, tanto como para que me pudieran escuchar, y decirles que participar en actividades grupales eleva geométricamente el riesgo a contagiarse por COVID-19. Sé que están sujetos a una férrea disciplina orquestada por un círculo de hierro del poder autoritario al que sirven y que es muy difícil evadir las órdenes de ir a tal o cual actividad. Pero la vida de la familia y la propia son demasiado valiosas para dejarlas escapar por los privilegios que puedan estar recibiendo de parte de la tiranía, como empleo, que se ha convertido en eso, un verdadero privilegio en un país en el que más del 60 por ciento de la población económicamente activa está en la informalidad, Estoy consciente de que para que me escuchen o lean no solo sería indispensable acercarme, sino también que tengan abiertas sus mentes, lo cual se dificulta porque pertenecen a un partido que funciona como una secta y que convierte a la mayoría de sus adeptos en fanáticos o zombis que pierden la capacidad crítica y que ciegamente se abandonan a lo que les dice Daniel Ortega, Rosario Murillo y sus agentes en las dependencias estatales y en los territorios. La seguidilla de muertes de orteguistas de primera línea (ministros, asesores presidenciales, diputados, embajadores, alcaldes, secretarios políticos y jefes paramilitares) debería de ser suficiente para tomar conciencia del extraordinario peligro que representa el coronavirus, y decidir no continuar exponiéndose y si eso significa que deben desafiar al régimen, deben hacerlo, no hay nada más valioso que la vida.

 

HASTA DONDE HEMOS LLEGADO QUE CADA MUERTE ORTEGUISTA CAUSA ALEGRÍA

Gran parte de la sociedad nicaragüense está tan golpeada por la dictadura, que cada muerte de uno de sus “cuadros” o funcionarios es celebrada, causa alegría y hasta alivio. Es alarmante que hayamos llegado a este punto extremo en nuestro país. Esto indica la profundidad de la grieta abierta por la matanza gubernamental a partir del estallido social de abril del 2018. Los anuncios de que tal o cual personaje orteguista fue internado en un hospital no provocan pesar, al contrario, dan lugar a una calculada espera, a ver cuando muere. A partir de ese momento se abre una morbosa expectativa, una vela del “enemigo”, mientras alguien confirma que, por fin murió, entonces se despliega la satisfacción. Hasta bombas tiraron en Masaya tras el deceso del alcalde Noguera. ¿Alguna vez pensaste que te ibas a alegrar por la muerte de un semejante? Nos hemos vuelto tan civilizados que nos repugna la agresión a un animal y mucho más que los maten. Pero esos aires de progreso social y humanismo se disipan ahora en Nicaragua, por ejemplo, en este momento gran parte de la población está atenta al desenlace que tengan el diputado Edwin Castro, el asesor presidencial Edén Pastora y el comisionado Ramón Avellán. Cuando llega el final, sin vergüenza y con desparpajo se celebra en las redes sociales. Supongo que hay quienes no comparten este comportamiento. Debo aceptar que no estoy al margen de esta onda macabra que estamos viviendo y que me reclamo por ello. El asunto es que llegó tanto el cántaro al agua en estos dos años de extrema represión, que los orteguistas cavaron un foso lleno de antagonismo, no hay perdón ni olvido, son vistos por muchos, no como adversarios políticos, sino como enemigos que en lo más candente de la protesta cargaron con armas de guerra y segaron más de 300 vidas, sobre todo jóvenes. La tiranía ha sido tan despiadada y cruel, tan mentirosa, burlesca y cínica, que ha generado este tipo de reacción ante sus muertos.

 

PARTIDOS DEBEN TRANSFORMARSE A TONO CON LA NUEVA NICARAGUA QUE SUBYACE BAJO LA DICTADURA

Hay partidos políticos en la Coalición Nacional que pretenden copar el Consejo Supremo Electoral (CSE) de acuerdo a los resultados en los comicios. Esto revela un tremendo atraso, pues nuestra sociedad requiere de una estructura técnica, despartidizada, que maneje de forma profesional los asuntos electorales. Otro motivo de discordia de esos que golpean la mesa, se levantan y se van con cara de pocos amigos, es que no quieren que las fuerzas sociales no partidarias puedan conformar alianzas electorales. Para ellos, la política se reduce a los partidos, ignoran el protagonismo de los movimientos sociales, como los campesinos, las mujeres, etcétera. Estos partidos políticos deben mejorar, trascender, transformarse. Vivimos en una dictadura, pero subyace una nueva Nicaragua que puja por salir, en la que los modelos autoritarios y restrictivos no tienen cabida.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa