Corte Suprema de Justicia (CSJ) de Nicaragua
Sitio web / CSJ

RESPLANDORES DE ABRIL No. 15

Compartir:

¿QUÉ PASA EN LA CORTE SUPREMA?


¿Acaso la Corte Suprema de Justicia es la punta de lanza de una nueva política en el Estado o de una rebelión ante la manifiesta incapacidad de la pareja de dictadores? Es cierto que, hasta ahora, en el Estado no se mueve una hoja sin el visto bueno de Rosario Murillo, pero es evidente que algo está pasando en el Poder Judicial, primero, por una circular de la institución, muy completa, con las principales recomendaciones de la OMS que rebasan las políticas oficiales; y segundo, por la aplicación de estas medidas a la entrada de la Corte y del Complejo Judicial que alberga a los juzgados de Managua. Esto fue precedido por información no confirmada de que un magistrado está con Covid-19. ¿Cómo reaccionará la pareja dictadora ante la aparente rebeldía de Alba Luz Ramos?

Cabina de desinfección. Fotografía Sitio Web / CSJ

Si tratamos de interpretar a la pareja presidencial desde la lógica y la razón, no llegaremos a ningún lado, porque ellos actúan de acuerdo a su grave estado de insanidad, así que el incumplimiento de las medidas de la OMS para enfrentar el Covid-10 y la promoción de reuniones masivas, probablemente solo tiene que ver con el centralismo absoluto con que se maneja el Estado y con el nivel de desquiciamiento de los Ortega-Murillo.

OTRA IRRACIONALIDAD DE LA DICTADURA


Otra irracionalidad: como si le sobrara dinero a la dictadura-- es haber contratado un espacio en ESPN --que debe ser carísimo-- para transmitir por televisión una cartelera de boxeo local, sin figuras sobresalientes, novatos, o sea que no tienen proyección internacional, no tiene sentido esta acción. Si el propósito fuera proyección internacional, más bien la imagen es negativa, de un gobierno irresponsable promoviendo deportes con asistencia del público cuando en el resto del mundo los eventos están suspendidos y más bien están planificando realizarlos sin fanáticos y transmitir por televisión.

¿INYECTARSE DESINFECTANTE?

 

Hay muchos nicas en EE.UU. devotos de Trump y no quiero ofenderlos, pero lo que dijo la tarde de ayer el Presidente de ese país, fue una paseada mayúscula, una estupidez enorme, algo increíble en un Mandatario, sobre todo de un país tan poderoso. Hoy quiso enmendar el garrafal error, pero mintió, y se hundió más. ¿Qué otro estadista en el planeta diría que hay que inyectarse desinfectante para combatir el Covid-19? Quizá los Ortega-Murillo, que también pueden actuar estúpidamente, pero por irracionalidad, insanidad mental, por una profunda desviación emocional que los alejó para siempre de la realidad.

"GOOD JOB" ALICIA


Claro que me encantaría conocer a Alicia Keys y conversar con ella al menos 15 minutos. En enero cumplirá 40 años y se ve mucho más joven. Me encantan sus guiños y tics que le dan un toque de inocencia y aumentan su imagen de buena persona. Empecé a escuchar sus canciones hace cuatro o cinco años. Las ponía en el aula antes de comenzar clases de español en la UCA. Mi hija Celeste me trajo de EE. UU. un CD de ella. Quedó planchada conmigo. Ahora la imagen de Alicia se agigantará con su nueva canción "Good Job", dedicada a las personas "invisibles", a las que hacen el trabajo menudo en la ciudad y el campo. La compuso antes del inicio del Covid-19 y luego vio cómo encajaba perfectamente con la situación actual y su reconocimiento se extiende a los médicos, enfermeras, camilleros, porteros, limpiadores, etcétera. "Good Job" Alicia.

EL EMBAJADOR DE LA DICTADURA EN PANAMÁ, MARVIN ORTEGA


A Marvin Ortega lo conocí en 1974 como vendedor de Editora de Publicaciones, S.A. (Edipsa). Era "la estrella" del grupo. Vendíamos anuncios publicitarios para un directorio centroamericano, otro de la Cámara de Industrias de Nicaragua (CADIN) y después de la guía telefónica nacional. Marvin era de fácil palabra, convencedor, analítico, argumentador. Era un tipo amistoso y agradable, jodedor empedernido. Se echaba sus tragos cada semana. Les vendía hasta a las piedras. Al mismo tiempo era dirigente del Movimiento de Acción Popular Marxista Leninista (MAP-ML). Fue pro chino y pro albanés. Admiraba a Enver Hoxha, líder del Partido Comunista y dictador durante 41 años. Su hija mayor se llama Tirana, como la capital de Albania. El líder obrero Isidro (Chilo) Téllez relató hace unos días que Marvin traicionó al MAP-ML y delató ante el FSLN en el poder, en 1979, un alijo de armas que su pequeño brazo militar Milicias Populares Antisomocistas (MILPAS), había utilizado en la ofensiva final contra la dictadura somocista. Fue cuando ocurrió la primera represión de la Revolución Popular Sandinista. Durante muchos años Marvin se dedicó a realizar estudios socioeconómicos, con bajo perfil. Su nombre saltó a la palestra cuando hace unos días le contestó de mal modo a una ciudadana nicaragüense que le pidió ayuda para que un grupo de compatriotas pudiera regresar a Nicaragua y él, Embajador de la tiranía en Panamá, respondió de manera negativa y de mal modo. En aquellos tiempos, pensar que el luchador antisomocista Marvin Ortega se convertiría en un agente de otra dictadura, por supuesto que era impensable, pero así es, le sirve a una familia que controla todo el Estado y que tiene las manos manchadas de sangre y los bolsillos repletos de riqueza mal habida. Es difícil saber cómo una persona tan lúcida puede terminar sus días sirviendo a esta pareja tan cruel y despiadada, solo comparable a Nicolae Ceaucesu y su extravagante esposa Elena, dictadores de Rumania.

LA DICTADURA SE NIEGA A LAS REFORMAS ELECTORALES PORQUE EN ELECCIONES LIBRES PERDERÍA Y NO QUIERE DEJAR EL PODER

 

Comicios fraudulentos no son opción, pero la dictadura seguirá oponiéndose a las profundas transformaciones que requiere el sistema porque sabe que, en libertad, perdería, y de manera rotunda. La cuestión es cómo forzarla a aceptar que haya elecciones libres si esto implica que tendría que irse, lo cual no quieren los Ortega-Murillo porque están enfermizamente aferrados al poder, como si fueran sus dueños. Solo sería posible por una presión importante de la ciudadanía en resistencia pacífica en combinación con acciones internacionales. Sin nada de esto, solo pidiendo o demandando o exigiendo comicios libres, como se está haciendo actualmente, no los habrá, la tiranía haría su payasada fraudulenta y continuaría en el poder por otro período. Esto podría generar una dinámica inesperada de parte de la población, aún con represión armada.

LA OMS RECOMIENDA Y LA DICTADURA HACE LO CONTRARIO

 

Según la OMS, la “columna vertebral” de la respuesta que deben dar los países al Covid-19, se basa en encontrar, aislar, evaluar y tratar los casos, así como rastrear los contactos y educar e involucrar a la sociedad. La dictadura leyó y escuchó este planteamiento, pero no le entendió. Pagaremos por ello. Mientras, siguen enfermizamente aferrados al poder.

¿POR QUÉ LA DICTADURA NO DEJA ENTRAR A NUESTROS COMPATRIOTAS?


La relación entre los pobladores de las Islas Caimán --británicas-- y del Caribe nicaragüense (sobre todo del sur), es de larga data. Son relaciones familiares, económicas, culturales e históricas. En las últimas décadas ha habido un constante ir y venir entre personas de ambos territorios. Este nexo explica por qué tantos nicaragüenses están allá y quieren retornar, pero la dictadura se los impide, violando un derecho establecido en la Convención Americana de Derechos Humanos. Es el mismo derecho que la tiranía le está negando a los compatriotas que quieren regresar de Panamá. Los que estaban en El Salvador y llegaron hasta El Guasaule, en su mayoría ya entraron a Nicaragua por puntos ciegos y esto fue provocado por la obstinada negativa del régimen, el cual debió examinarlos en la frontera y según los resultados, enviarlos a sus casas, a cuarentena o a hospitales. Una vez más, en la práctica observamos una falta de empatía con la gente, una ausencia de sensibilidad, una indiferencia, una actitud que, unida a la promoción de medidas que contravienen el distanciamiento social recomendado por la OMS, da a entender que están creando condiciones para que se propague el Covid-19. Es una actitud irresponsable, incomprensible, criminal, pero es real. Está sucediendo en Nicaragua, aunque el discurso oficial diga lo contrario.

EL SIGNIFICADO DEL ASESINATO DEL COLEGA PERIODISTA ÁNGEL GAHONA


Hablaré del asesinato hace dos años de mi colega Ángel Gahona, quien cubría una manifestación en Bluefields. Él hacía tomas de jóvenes lanzando piedras al local de la Alcaldía Municipal, de camionetas con antimotines llegando y desplazándose, de la destrucción de un rótulo en el que aparecía la pareja de dictadores y de los daños a un cajero automático de un banco. Esto fue lo último. Ver la imagen de cuando se desploma por las balas en un lugar rodeado de antimotines, es desgarrador, y hace evocar el asesinato del periodista norteamericano Bill Stewart a manos de un guardia que lo obliga a arrodillarse y luego le dispara a boca de jarro con un rifle Garand. En el caso de Gahona estaba en plena actividad reporteril para su telenoticiero "El Meridiano" por medio de su teléfono celular, cuando un balazo en la cabeza lo desconectó de la vida, del periodismo, de su familia, de sus sueños, de su esposa Migueliuth y de Amanda, su niña de cuatro años. Cayó inmediatamente al piso. Lo recuerdo hoy como un hecho que nos compromete a los periodistas y comunicadores independientes de Nicaragua no solo a no olvidar sino a trabajar con profesionalismo para denunciar los atropellos permanentes a la dignidad humana, de la sanguinaria dictadura Ortega-Murillo; y a relatar con objetividad la resistencia pacífica de la ciudadanía, la cual vive, existe, se manifiesta, aunque aisladamente, como hemos visto en estos días en San Rafael del Sur, en Ometepe, en Monimbó, en Managua, etc., pese al Estado de Sitio y Ley Marcial de hecho en que vivimos, como si fuéramos un país ocupado por un ejército invasor. Un abrazo a la familia de nuestro hermano Ángel Gahona.

JÓVENES SACAN UNA BANDERA EN OMETEPE Y POLICÍA HIERE A DOS A BALAZOS

 

Los chavalos de Esquipulas, Moyogalpa, en la isla de Ometepe, solo querían poner su bandera en un poste de luz, pero anoche llegó una patrulla policial y, como si fuera una guerra, dispararon sus armas largas hiriendo a tres de los jóvenes. ¿Por qué dispararon contra muchachos desarmados? ¿Van a decir que fueron disparos preventivos? ¿Inventarán que fueron atacados? Después se armó un enfrentamiento en que sectores de la población lanzaban piedras a los represores. ¿Dirán que el policía retenido fue golpeado porque, en efecto tiene golpes que se hizo cuando cayó de la camioneta cuando los armados huían de la indignación popular? Lo más importante de todo esto es que la gente se está cansando de estas agresiones criminales de una Policía que dejó de ser un cuerpo institucional para velar por la seguridad pública y se convirtió en una banda armada, en un grupo de sicarios de la familia Ortega-Murillo. La rebeldía está intacta. No sigan reprimiendo que una segunda explosión social está en ciernes.

UN HISPANO EN NEW YORK QUE NOS LLENA DE ORGULLO

El 80 por ciento de los newyorkinos tiran a la calle sus mascarillas y guantes usados, según CNN, que reporta la extraordinaria historia de un ciudadano de origen mexicano que por su propia cuenta a diario sale a recoger esos peligrosos desperdicios, enfundado en un traje blanco similar al que usan los médicos y equipo adecuado de recolección. Él está salvando vidas incluso a riesgo de la suya. Es un héroe. Es un hispano que nos llena de orgullo.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa