¿Condenadas a callar?

Compartir:

Comparto con ustedes algunas letras y datos este 25 de noviembre de 2019, Día Internacional de Lucha Contra la Violencia hacia las Mujeres:

El miedo en la violencia de genero

Cuando las mujeres sufren violencia, nos preguntamos qué pasa en esas casas, por qué el silencio, qué las obliga a callar, el por qué minimizan los actos cuando hay muchas señales de que nada está bien. Y no lo neguemos, nos cuesta entender.

Es detrás de esa puerta, en ese lugar donde está la familia, y todo lo que quiere, ese lugar es donde hay miedo, donde el ruido triste es eterno, las palabras y el golpe va dejando huellas, es allí donde está la mordaza diciendo: _- “No puedes sin mí”. “Cállate aquí el que manda soy yo”. “Porque saliste, te dije que no lo hicieras”.

Es ese el miedo de creer que no podrán solas las que las detiene a dejar ese ciclo de violencia verbal y física. El saber que tienen hijos y no tienen un trabajo que les aporte seguridad e independencia.

“Yo no puedo pagarles el colegio a mis hijos, ni mucho menos suplir las necesidades básicas”,  dice una mujer cuando se le cuestiona por que aguanta tanto maltrato.

Entonces ese hombre tiene razón. No para nada. Ese hombre es un machista con aires de poder, por ser un Proveedor de alimentos y por ende ejerce dominio hacia la mujer.

¿Cómo darse cuenta que una mujer está sufriendo violencia en su casa?

Cuando se obliga a tener relaciones sexuales y ella no quiere, este acto es una violación sexual, cuando hay amenazas, chantajes, intimidación, discriminación, cuando hay abuso físico psicológico y económico, esos son algunos de los comportamientos que la pareja o expareja utiliza para ejercer presión y violencia hacia la mujer.

¿Como salir de ese Ciclo de violencia?

Vos y yo conocemos a una mujer que en este momento sufre violencia, y existe el dilema “si le digo que no siga aguantando, me la echo de enemiga me deja de hablar y de todos modos seguirán en las mismas” típico así hablamos los nicaragüenses para desviarnos de responsabilidades, y en ocasiones son las familias quienes hacen más lento el proceso de salir de este ciclo, no les dan seguridad aumentando el bajo autoestima de la víctima.

Las mujeres pueden salir del ciclo de violencia cuando reconocen que lo son, cuando dejan de sentir que son “las culpables y responsables de la violencia” que reciben, incluyendo que ya llegaron al nivel más denigrante cuando los hijos e hijas se vuelven testigos. Es en ese momento que con más decisión muchas mujeres deciden denunciar, porque ya no soportan más.

Contexto actual en Nicaragua con respecto a la protección de las mujeres que son víctimas de violencia

Llego el momento que la mujer decide no callar, a pesar de sus temores y amenazas recibidas.

Pero el entorno de las mujeres se vuelve más vulnerable en Nicaragua. Y esta situación no es a raíz del estallido político social de abril 2018; es desde antes con las reformas de la Ley Contra la Violencia hacia a las Mujeres, Ley 779.

 

 “Las Instituciones Públicas no están cumpliendo con sus funciones, por lo que exigimos su renuncia y estamos declarándonos en estado de alerta por que las mujeres están condenadas a la muerte por la violencia institucional” asegura Eveling Flores de La Red Mujeres Contra la Violencia, el 24 de mayo del corriente año en una conferencia de Prensa.

Estas   instituciones   han   dejado   de ponerle atención a las denuncias de violencia que interponen las mujeres y para no perder tiempo los llevan a mediación,

¿Y qué es mediación?

Según la Ley de Mediación y Arbitraje, Ley 540, Articulo 4, “Se entenderá por mediación todo procedimiento designado como tal, o algún otro termino equivalente, en el cual las partes solicite a un tercero o terceros, que les presten asistencia en su intento por llegar a un

arreglo amistoso de una controversia que se derive de una relación contractual u otro tipo de relación jurídica o esté vinculada a ellas. El mediador no estará facultado para imponer a las partes una solución de la controversia”.

La Mujer víctima de violencia creyendo que con la mediación las cosas van a cambiar confía y da otra oportunidad una y otra vez, hasta que sucede lo peor, un nuevo caso de femicidio.

“El femicidio es el resultado de la violencia extrema contra las mujeres por su condición de género, que reflejan la existencia de relaciones inequitativas, desiguales y basadas en el poder, y el machismo o una sociedad patriarcal, que surge de los patrones socioculturales, es la razón por las que se da el femicidio”.

En Nicaragua según reportes estadísticos de Católicas por el Derecho a Decidir, hasta Noviembre se han reportado 59 femicidios en este año, lo que hizo crecer las cifras  del conteo estadístico que se había realizado desde el año 2010 hasta el 2019 donde se reportaban 637 casos, actualmente hay 643 de Femicidios en Nicaragua.

  • La autora de este artículo es Comunicadora Social, con especialidad en Radio y TV y defensora de los derechos de las mujeres.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa