Juan Orlando Hernández ha orquestado una despiadada ola militar contra manifestantes
Cortesía / Jonatan Henríquez

Honduras: crisis social y violaciones a derechos humanos

Compartir:

El accidentado contexto sociopolítico que actualmente aqueja al hermano país de Honduras se trata de la continuación de manifestaciones en descontento ciudadano posterior a la reelección del ahora mandatario Juan Orlando Hernández, quien nuevamente orquesta una despiadada ola militar al ordenar a las fuerzas armadas –quienes se deben a proteger al pueblo y no atacarlo- reprimir con uso desproporcionado de gases lacrimógenos y armas a sus coterráneos que ejercen su derecho humano a la libertad de expresión, dejando decenas de heridos y manifestantes asesinados; sin embargo la población catracha está en las calles y el grito de “Fuera JOH” suena en toda Centroamérica.

Este alzamiento fue inicialmente impulsado por los gremios magisterial y médico, quienes hicieron un llamado social a tomarse las calles para exigir la derogación de decretos que llevarían a la privatización de los sectores de salud y educación en el país, posteriormente el gremio de transportistas se paralizó y la Dirección Nacional de Fuerzas Especiales de la Policía Nacional se declaró en una huelga 
de fusiles caídos, lo que resultó en mayores manifestaciones e incluso tomas de las principales vías de transito nacional.

Recientemente, estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) realizaron protestas dentro del recinto en la capital, expresando descontento por problemas internos de la institución, exigiendo liberación de los prisioneros políticos y apoyando la plataforma de defensa de la educación y salud.

Un estudiante de esta casa de estudios quien se identificó con iniciales D.M. narró la represión de la policía nacional diciendo “los tipos (Policía) ingresaron por la entrada principal del campus y arremetieron a bala viva contra los estudiantes que protestaban e incluso atacaron a jóvenes que no estaban participando. Dejaron siete heridos, entre ellos uno de gravedad, que fueron trasladados al hospital escuela universitaria”.

Esto fue una clara violación a la autonomía universitaria de la que se supone UNAH goza, al ingresar las fuerzas armadas al recinto y arremeter contra los estudiantes. El rector de la Universidad manifestó públicamente el descontento por tan indignante obra ejecutada por la Policía Militar Hondureña y la emisión de una denuncia ante el Ministerio Público del país; por otra parte, a nivel internacional las Federaciones y Movimientos estudiantiles de Guatemala (AEU), Costa Rica (FEUNA, FEITEC, FEUTN) y Nicaragua (AU, MAU-UNI, MUNA19A, LJN, FENI) emitieron un comunicado en conjunto expresando el descontento por el lamentable hecho y la solidaridad con los estudiantes Hondureños.

Honduras sufre una dictadura que no conoce de lateralidades y su principal método de gobernar es la violación a los derechos humanos de los ciudadanos; el presidente Juan Orlando Hernández sigue al pie de la letra los manuales no escritos de los dictadores latinoamericanos y la población Hondureña es víctima de su perfidia.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa