Cambios en las reglas del juego:

Compartir:

- Iniciativa de Reforma a Ley de Concertación Tributaria 

Por Duyerling Ríos /duyerling@gmail.com 

La producción nacional de pantalones, faldas, blusas, camisas, vestidos, calzoncillos, calzones, sostenes, camisolas, corpiños, pañales de tela, ropa de niñas y niños, calcetines, zapatos, chinelas, botas de hule y botas de tipo militar entre otras, podrían quedar no exentas del Impuesto al Valor Agregado (IVA), si se aprueba la iniciativa de “Ley de Reformas y Adiciones a Ley de Concertación Tributaria”, que el pasado 21 de noviembre fue enviada por el gobierno, y se discute en la Asamblea Nacional.

“Si la producción nacional de estos artículos se encarecen un 15 por ciento, le va a dar una ventaja indiscutible a la ropa usada, mucha de la cual entra de contrabando”, expresó Adolfo Acevedo durante el Foro “Impacto de la Iniciativa de Reforma y Adiciones a la Ley de Concertación Tributaria”, organizado por la Alianza Nicaragüense por la Justicia Social, cuyo objetivo era debatir entre las organizaciones de la sociedad civil y el sector productivo, las implicancias de la reforma a la ley y sus adiciones. 

Otro aspecto que contempla el proyecto de reforma, es la prohibición de las importaciones de autos, que a juicio del economista la “Ley Tributaria no tiene nada que ver con prohibir ningún tipo de importaciones. Esto se incluye para favorecer intereses de ciertos grupos económicos. Actualmente se permite que se importen autos usados hasta diez años, una Ley Tributaria te dice que ahora tienen que ser siete. No se está legislando para la nación, sino para favorecer grupos económicos”.

Recordó que el Ministerio de Hacienda está obligado a publicar el listado de extensiones y exoneraciones, es la única manera de conocer cuánto se pierde en la recaudación fiscal. “Cuál es la prioridad de reducir al 0% la tarifa sobre yates y helicópteros, qué me diga el Ministerio de Hacienda cuánto va a perder con eso; al extender extensiones y exoneraciones benefician a los grupos más poderosos”. 

Ley anti-cooperativa

A pesar que en el país existen cuatro mil 200 cooperativas, que representan 250 mil familias y generan 750 mil empleos de carácter familiar, este sector no fue tomado en cuenta en esta iniciativa de Ley. “No hemos sido consultados. El Cosep tiene la manía de asumir que representa la sociedad económica del país y tiene el mismo vicio del pueblo presidente. Lo que hace es hablar en nombre de nosotros y no nos representa, aseguró Sinforiano Cáceres, presidente de FENACOOP.R.L. 

Las preocupaciones del sector cooperativo radican que lo vuelvan productores primarios, abastecedores de la agroindustria. “Están afectando la eficiencia de la cooperativa, la cadena de valor y nos están volviendo inviable. La ineficiencia empresarial está detrás de esto. Las casas comerciales grandes quieren que se les compren lo nuevo, porque las cooperativas para sobrevivir traen vehículos de segunda. Lo que quieren es obligarnos a comprar en sus establecimientos con sus altos costos y sus altas exoneraciones”, agregó Cáceres.

Para Juan Carlos López, del Centro Jurídico Social de Ayuda al Consumidor la mayor preocupación radica en que algunos aspectos que tienen que ver con materia prima aumentarán de precio y eso se trasladará al consumidor final. “Queramos o no, eso implica también la canasta básica, porque están incluidos estos productos”.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa