La minería generan un impacto tanto en los recursos hídricos por el uso de cianuro y mercurio como en la diversidad de la zona donde se realiza esta práctica
Sitio web/ Centro Humboldt

Zona núcleo de la Reserva Biológica Indio Maíz amenazada por la "Fiebre del Oro"

Compartir:

Desde el 2016 Fundación del Río ha venido denunciando la llamada “Fiebre del Oro” que ocurre en el sureste del país a vista y paciencia de las instituciones del Estado que actualmente se ha extendido a la zona núcleo de la Reserva Biológica Indio Maíz.

El grave impacto socio ambiental, económico y en la salud de las comunidades que genera la minería, es lamentable. Estas industrias extractivas generan un impacto tanto en los cuerpos hídricos por la utilización de mercurio y cianuro como a la diversidad que se encuentra en las zonas de explotación, sin embargo en algunas zonas como Río San Juan la minería tanto artesanal como industrial está restringida por el Ministerio de Energías y Minas (MEM).

En 2017 hubo una denuncia de parte de Fundación del Río evidenciando que la Reserva Indio Maíz se había convertido en un área de interés para extraer oro de manera artesal. Encontrando rastros de exploraciones mineras alrededor del cerro El Diablo y en junio de 2019 en base a testimonios de los lugareños se mencionó la existencia de explotación minera (molinos) en los sectores como la Pimienta y la Haciendita en la zona núcleo de la Reserva Biológica.

Cortesía de Fundación del Río

“La minería ha avanzado dentro de la zona núcleo inclusive se han instalados molinos para la extracción de oro; lo que también aumenta los procesos de invasión y destrucción de esta área protegida. Entre los días 26 de abril y 02 de mayo de este año, miembros del Gobierno Territorial Rama y Kriol participaron de una gira de monitoreo en la zona norte de la reserva en el municipio de Bluefields, constatando un campamento minero”.

Para Amaru Ruiz, director de Fundación del Río estas actividades también han generado un proceso de deterioro de las condiciones de vida de la población local.

“Al contaminar esos sitios pues obviamente las poblaciones que se abastecen de agua potable o las poblaciones que conviven, que se bañan que se recrean en estos ríos, también están expuestas a estos grados de contaminación y recordemos que el mercurio es altamente toxico y que por ende también somete a riesgos y peligros a la población que trabaja en esa actividad minera porque al utilizar mercurio o cianuro pues obviamente están más expuestos a los riesgos de accidente y de contacto con estos químicos que pueden incluso hasta ocasionar la muerte” expresó Ruiz en una entrevista realizada por este medio.

Así mismo Amaru Ruiz expresó su preocupación por la inseguridad que trae consigo a la zona la minería “alrededor de esta actividad se genera toda una descomposición social que tiene que ver con obtener capital muy rápidamente que desde luego va a parar a las cantinas, genera procesos de acoso, procesos de violencias e incluso hasta conflictos”.

Falta de institucionalidad

“El ejército acompañó esta gira de monitoreo, sin embargo desconocemos los detalles de las actuaciones y la fuerza utilizada para sacar a estas personas del campamento minero, por lo qu/e demandamos un esclarecimiento de lo ocurrido más allá de la nota No.084/2020 que publicaron” reza el comunicado 01-2020 de Fundación del Río.

Sin embargo para Ruiz “lamentablemente debido a la falta de institucionalidad y actuación del estado nicaragüense estas actividades extractivas se mantienen y ponen en riesgo y peligro a los ecosistemas naturales de esa zona pero también a la población y al aumento de la violencia que existe y a la inseguridad que puede existir en esas zonas rurales”.

Según el registro de la fundación, hay al menos cinco sitios de exploración y explotación dentro de la zona núcleo de la reserva biológica Indio Maíz, dentro de los sitios identificados se encuentran: cerro El Diablo, Río Jhon, La Pimienta y cerro La Chiripa.

Cabe destacar que la reserva biológica Indio Maíz es un área protegía de las más altas categorías, donde la presencia humana no es permitida y menos estás actividades extractivas las cuales no gozan de permisos ambientales y que son ilegales en el territorio.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa