Playa Paso Caballos en Corinto, Nicaragua.
Duyerling Ríos / Onda Local

Playas con poca afluencia de veraneantes ante séptimo caso de coronavirus

Compartir:

El Ministerio de Salud confirmó este jueves nueve de abril el séptimo caso de Coronavirus en Nicaragua. Se trata de una persona a la que Carlos Sáenz, secretario general del Minsa identificó como “una señora de 39 años de edad…se encuentra delicada, atendida y estable”. Además informó que se trata de otro caso importado. La autoridades sanitarias de Cuba han reportado tres casos de personas con Coronavirus provenientes de Nicaragua

El gobierno Ortega-Murillo ha hecho caso omiso a las recomendaciones de prevención que deben adoptar los gobiernos para proteger a la ciudadanía. Al contrario, el 14 de marzo fuimos testigo a través de un video presentado en el 19 Digital, como un grupo de niñas y niños vestidos con trajes folclóricos le daban el recibimiento a 469 turistas, que entraron al país por el Puerto de Corinto, en el Crucero Amadea, en plena pandemia mundial del Coronavirus.

 Playas nichos de propagación del Covid-19

La ciudadanía ha decidido quedarse en casa para evitar la proliferación del Covid-19 en Nicaragua. Fotografía: Duyerling Ríos / Onda Local.

Es una tradición en Nicaragua visitar las playas en Semana Santa, que este año termina el 12 de abril. El occidente del país es popular por sus playas, propicias para relajarse y resistir el calor de la temporada de verano. A las playas de Paso Caballo, El Espigón y Costa Azul en Corinto; Jiquilillo, Padre de Ramos y Los Zorros en El Viejo, son de las que reciben a cientos de veraneantes año con año.

Corinto es uno de los 13 municipios que conforman el departamento de Chinandega, se encuentra rodeado por el Océano Pacífico, ubicado a 152 kilómetros de Managua, es el mayor puerto comercial del país, por el se moviliza toda la carga tanto de exportaciones e importaciones de Nicaragua. Una fila de furgones esperan a un lado de la carretera a que arribe un barco que trae productos. Mientras eso pasa algunos choferes juegan naipes y otros aprovechan la playa. 

Pero esta vez Paso Caballo no está concurrida, son más los trabajores informales que venden a lo largo de la playa gasesosas, frutas, tajadas, hot dog, pescados, conchas y uno que otro plato fuerte. “Está palmado, casi no hay gente, la gente está con miedo de venir a bañarse aquí. Nada vendemos. En la playa he visto que se ponen gorrito y mascarilla en la boca. El año pasado antes de las nueve ya estaba lleno esta playa”, expresa Arlen Alemán desde una pequeña ramada que ha improvisado para vender cócteles de conchas y camarón.

El paso del Coronavirus en Nicaragua ha afectado los negocios locales. Fotografía: Duyerling Ríos / Onda Local.

Mientras le consulto sobre  la afluencia de veraneantes, Arlen lava los trastes que utiliza en su negocio una y otra vez, me explica que es por la arena. Sobre las medidas de prevención del Coronavirus comenta que se pone un pañuelo en la cabeza, usa alcohol gel y se lava las manos a cada momento. ¿No teme un contagio por Coronavirus? No, que sea lo que Dios quiera, me responde. 

Agrega que de la alcaldía de Corinto pasan a cada rato por su negocio cobrando 50 córdobas, precio a pagar por el derecho de estar vendiendo en la playa, pero a esta hora, doce del día no ha logrado recogerlos.  “Imagínese que yo no dejaba de vender mis 40, 50 docenas de conchas, esta pana la traiga encumbadita, solo en un día traía 20 docenas de conchas, en cuatro días me volaba como 80 docenas de conchas y ahora nada”.  

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa