Photo by engin akyurt on Unsplash

Unidad Azul y Blanco apuesta a más presión ciudadana para prevenir el COVID19

Compartir:

La medida más efectiva y eficaz para enfrentar el coronavirus (COVID-19) y ante la ausencia de un Estado que vele por la salud de las y los nicaragüenses, es quedarse en casa, así lo dijo en conferencia de prensa Violeta Granera de la Unidad Nacional Azul y Blanco, UNAB.

Granera, integrante del Consejo Político de la UNAB, aseguró que trabajan conjuntamente con organizaciones públicas y privadas para enfrentar y disminuir el impacto que puede tener el Covid19. “Es el momento de organizarnos todos y todas para enfrentar la pandemia”.

Existe preocupación de las consecuencias que puede enfrentar Nicaragua si no se aplican acciones oficiales rápidas y contundentes para proteger a la población más vulnerable. Si el gobierno apuesta a un diálogo nacional, para resolver la emergencia sanitaria, no darán tregua porque la salud es un derecho constitucional.

Un diálogo político no resolverá el problema, lo que hace la dictadura es politizar la salud. Tamara Dávila también del Consejo Político, aseguró que “la Unidad tiene una posición muy clara en cualquier intento de diálogo o de tregua con la dictadura. El virus está en el país y entra en un contexto de dictadura, cualquier esfuerzo no puede descontextualizarse de la situación de represión y dictadura que se continúa viviendo en el país”.

Sobre el comunicado del sector empresarial -donde anunciaron la creación de un grupo de trabajo integrado por la Cámara de Comercio Americana, la Fundación Nicaragüense para el Económico y Desarrollo y el Consejo Superior de la Empresa Privada para apoyar diversas iniciativas de prevención y mitigación, así como un Fondo de Ayuda Humanitaria, la UNAB respalda cualquier iniciativa encaminada a salvar vidas.

Como oposición, la UNAB asume que debe jugar un rol fundamental sin sustituir la responsabilidad del Estado. Por ello, promueven diversas acciones encaminadas a la prevención y mitigación, como fortalecer la solidaridad comunitaria, fomentar la desobediencia civil, denunciar en el ámbito internacional la irresponsabilidad del régimen, transparencia y fiscalización para que los fondos sean utilizados para enfrentar la pandemia. A su vez, trabajan en coordinación con el Observatorio de Monitoreo ciudadano Cobvid 19, con la Unidad Médica Nicaragüense y el Comité Científico Multidisciplinario.

Aplauden las lecciones de la ciudadanía de desobediencia a los llamados del régimen de promover actividades encaminadas al contagio. Ante la pregunta de dónde puede acudir la población ante el vacío de información por parte del régimen, Félix Maradiaga adelantó que trabajan con médicos integrantes de la UNAB y en el exilio, en habilitar un número telefónico donde las personas cuenten con información científica y necesaria para prevenir y mitigar el coronavirus en el país.

La UNAB continuará exigiendo la liberación de los presos políticos, cese a la represión, y cumplimiento de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud.

Demandan al Estado:

  1. Liberación total de todos los presos. Que se quite del régimen carcelario a las personas privadas de libertad valetudinarias enfermas con delitos menores o por cumplir su condena.
  2. Cese inmediato del asedio y la represión. Asegurar el pleno ejercicio de los derechos y las libertades ciudadanas.
  3. Suspender de manera inmediata todo evento o marcha que conlleve aglutinaciones de personas en todo el país.
  4. Revertir la orden de visitas de casa a casa de la JS porque ponen en riesgo a las familias.
  5. Cerrar las fronteras terrestres, marítimas y aéreas del país con el fin de evitar mayor propagación del virus.
  6. Reforma presupuestaria y reasignación de recursos de la cooperación internacional para uso prioritario, así como asegurar equipos de protección para el personal sanitario. Habilitar con nuevas camas a los hospitales. Compra de respiradores en la proporción que indiquen las proyecciones científicas sobre las tasas de morbilidad en casos graves. Compra de test para el Covid19 en cantidades suficientes para hacer monitoreo amplios de infección. Programas de apoyo a los sectores más vulnerables y a los que trabajen en actividades de sobrevivencia diarias en el sector informal de la actividad económica.
  7. Transparencia de los recursos nacionales o donaciones. La corrupción en momentos de tragedia ha sido una constante, deberán demostrar que no hay desviación de fondos. La transparencia en el Estado es un derecho de la ciudadanía.
  8. Acceso y difusión de los datos de la pandemia. Acceso a la información pública es un derecho consignado en la constitución y ley correspondiente.
  9. Atención médica sin discriminación en el sistema de salud.
  10. Suspensión del pago de los servicios de agua potable y energía para los sectores de menor consumo, no se debe suspender estos servicios básicos por falta de pago, también se debe asegurar la distribución del agua en barrios y municipios que no tienen acceso.
  11. Suspensión de clases en todos los niveles del sistema educativos, en las universidades públicas y privadas, así como en los centros técnicos, asegurar los métodos de estudios alternativos y accesibles para la sociedad nicaragüense.
  12. Supervivencia de bancos y otras instituciones financieras deben autorizar el congelamiento inmediato y momentáneamente el pago de préstamos, hipotecas y tarjetas de créditos y prever un mecanismo para diferir los montos atrasados a lo largo de varios meses sin recargo en las tasas de interés.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa