Nicolás Maduro, presidente inconstitucional de Venezuela.
Flickr / Onda Local

Estados Unidos ofrece 15 millones de dólares por información de Nicolás Maduro, a quien acusa por narcotráfico

Compartir:

El Departamento de Justicia de los Estados Unidos, presentó una acusación penal de tráfico internacional de drogas contra Nicolás Maduro, quien ocupa la presidencia del país sudamericano. 

William Barr, fiscal general de esta entidad, anunció una recompensa de 15 millones de dólares por información que pueda llevar a la detención y arresto de Maduro y de funcionarios allegados al régimen venezolano.

Debido a la actual crisis en Venezuela, Estados Unidos ya había implementado sanciones individuales y económicas para el régimen de Maduro. Sin embargo, esta nueva acción demuestra la presión del gobierno de Donald Trump para forzar la salida del dictador, a quién califican en esta acusación como líder del cartel de Los Soles, formado desde 1999 en colaboración con la exguerrilla colombiana de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

“¡Ratifico mi denuncia! Desde EE.UU. y Colombia se conspira y han dado la orden de llenar de violencia a Venezuela. Como jefe de Estado estoy obligado a defender la Paz y la estabilidad de toda la Patria, en cualquier circunstancia que se nos presente. ¡No han podido ni podrán!”, respondió Nicolás Maduro desde su cuenta de Twitter.

Por su parte, Mike Pompeo, Secretario de Estado aseguró a través de un comunicado que “El pueblo venezolano se merece un Gobierno representativo responsable y transparente al servicio de las necesidades de la gente, y que no traicione la confianza del pueblo condonando o empleando oficiales públicos que se implican en el tráfico ilegal de narcóticos”.

Los otros funcionarios acusados son Diosdado Cabello Rondón, presidente de la “ilegítima” Asamblea Constituyente; Maikel Moreno, presidente del Tribunal Supremo de Justicia; Vladimir Padrino, ministro de Defensa; Hugo Carvajal Barrios, exdirector de la inteligencia militar; el general retirado Cliver Alcalá Cordones, y Tareck El Aissami, ministro de Industria y Producción Nacional. El Gobierno ofrece una recompensa de 10 millones de dólares por información que conduzca a la detención de estos dirigentes chavistas.

“Es hora de llamar a este régimen por lo que es”, afirmó Barr a través de la comparecencia en la que se anunciaron los cargos contra Maduro. A pesar que de forma inconstitucional, Maduro sigue en el poder, distintos países del mundo incluyendo Estado Unidos no lo reconocen como presidente de Venezuela y sí lo hacen con el opositor Juan Guaidó.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa