Violaciones de derechos humanos no han cesado en Nicaragua

Compartir:

Este 27 de febrero, la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, expuso la situación actual en Nicaragua y explicó que, desde la presentación de su último informe en septiembre de 2019, las violaciones de derechos humanos no han cesado en este país, en el marco de un contexto político y social extremadamente complejo.

Bachelet, afirmó que, desde el 1 de agosto de 2019 a la fecha, un equipo dedicado exclusivamente a Nicaragua en su Oficina Regional para América Central en Panamá, ha entrevistado a 221 hombres y 174 mujeres, víctimas y testigos de violaciones a derechos humanos, entre otras actividades necesarias para dar seguimiento a la situación.

 “Los masivos despliegues policiales desalientan a los nicaragüenses a manifestarse. Cuando se realizaron protestas, incluso durante celebraciones religiosas, la policía los o elementos progubernamentales los atacaron violentamente”, añadió la Alta Comisionada, refiriéndose a que el derecho a la protesta pacífica en Nicaragua es sistemáticamente negado.

Bachelet, destacó las detenciones arbitrarias de autoconvocados opositores realizadas por la Policía Orteguistas; las amenazas, acoso e intimidación a las personas retornadas del exilio o a dirigentes y sus abogados de las organizaciones de víctimas que reclaman justicia, verdad y reparación.

Además, señaló que el derecho a la libertad de opinión y expresión de quienes comparten noticias u opiniones contrarias al Gobierno continúa siendo vulnerado. “Muchos periodistas se han visto forzados a autocensurarse por amenazas y el temor de perder pautas publicitarias estatales o su trabajo”.

Michelle, también hizo referencia a los homicidios de personas campesinas y la situación de los pueblos indígenas en Nicaragua. “Distintas comunidades indígenas, como los Miskitos y los Mayangnas, han denunciado la presencia de colonos en sus tierras, amenazando sus territorios y recursos. Es deber del Estado proteger a los pueblos indígenas”.

Finalmente, exhortó al Gobierno a implementar urgentemente las recomendaciones formuladas por su oficina y otros mecanismos internacionales y regionales. “En particular, reitero la recomendación que permita el acceso de mi oficina al país. Insto también al Consejo que continúe monitoreando la situación de derechos humanos en Nicaragua".

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa