Algunas de las casas quemadas en la comunidad de Alal, pueblo indígena mayangna.
Francisco Davis Phatterson

Mayangnas demandan respeto a sus tierras y exigen justicia por asesinatos

Compartir:

El Gobierno Territorial Mayangna Sauni As y mujeres mayangnas de nueve territorios indígenas, expresaron su solidaridad con las familias afectadas por el ataque de colonos ocurrido el miércoles 29 de enero en la comunidad de Alal, Bonanza. Igualmente exigen justicia y piden al Estado brindar atención integral a todas las familias afectadas.   

En su comunicación reclamaron que de inmediato las instituciones competentes del Estado nicaragüense comiencen con la implementación de la quinta etapa del saneamiento territorial, según la Ley 445, referida al régimen de propiedad comunal de los pueblos indígenas y comunidades étnicas de las Regiones Autónomas de la Costa Caribe de Nicaragua y de los ríos Bocay, Coco, Indio y Maíz.

En el documento, el Gobierno Territorial Mayangna Sauni As expresa que su pueblo ha preservado su  identidad y cultura en comparación a otros grupos sociales que constituyen la población de Nicaragua. Sin embargo, el deterioro de su territorio se ha generado por el “despojo de tierra, amenazas a los líderes comunitarios, muertes de comunitarios mayangnas, y por consecuencia, esta violación de sus derechos ha provocado el tráfico ilegal de tierra, cambio de uso de suelo y actos delincuenciales por los invasores colonos”.

Por su parte, las mayangnas de nueve territorios indígenas de Nicaragua  denunciaron a través de un comunicado el daño irreparable ocasionado al pueblo mayangna. “Somos pueblos pasivos que hemos defendido, preservado y conservado los territorios por miles de años; este acto enluta a todos los pueblos originarios mayangnas, así como otros pueblos indígenas de Nicaragua y el mundo”.

“Estamos haciendo saber al gobierno central que tomen en cuenta en las sesiones parlamentarias como temas de interés común, la no violencia en las tierras indígenas, queremos que se salgan de ellas, los terceros sólo desean destruir la naturaleza, la biodiversidad y la contaminación de los ríos”, señala el comunicado de las mayangnas.

El pasado dos de febrero del presente año, el Gobierno Territorial Mayangna a través del comunicado antes mencionado, confirmó el asesinato de cuatro personas, la sobrevivencia de dos personas y la quema de 16 casas durante el ataque de los colonos en  la comunidad de Alal, ubicada en el territorio indígena de Sauni As, Bonanza, Región Autónoma de la Costa Caribe Norte. 

 

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa