El gallo pinto se bajó de la mesa

Compartir:

Cristopher Mendoza Jirón

cristopher@ondalocal.com.ni

“Cinco libras de frijoles, cinco libras de arroz, tres cuartas de aceite, eso no me sirve para alimentarme, me sirve para engañar al estómago…”

En el marco de la conmemoración del Día Mundial de la Alimentación, la Organización de Defensa al Consumidor en alianza con la Coordinadora Civil, presentaron un informe que muestra los altos costos que han adquirido en el 2014 los productos de la canasta básica en relación a los precios de años anteriores.

En los últimos siete años, el salario de las y los nicaragüenses ha perdido capacidad adquisitiva, las cifras del Banco Central, así lo indican. “Desde el año 2007 hasta septiembre de 2013, el salario real promedio decreció en -6.1%, como resultado del incremento de los precios de los productos del consumo habitual de las familias y el menor crecimiento de los salarios” menciona el documento.

El 16 de octubre 1979, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, proclamó la celebración del Día Mundial de la Alimentación. Pero en Nicaragua no hay mucho que celebrar, afirma el economista Ricardo Osejo, de la Organización de Defensa al Consumidor. “En Nicaragua no existe un mercado libre, existe un estado monopólico que nos quiere estrangular. El gallo pinto desapareció de la mesa. En el 2010, encontramos que los productores tenían sobre producción del frijol. Sin embargo, por la falta de políticas públicas reales de seguridad alimentaria, se ha creado un nuevo monopolio.

A juicio de Osejo, la empresa Nicaragüense de Alimentos Básicos (ENABAS) no cumple con su rol de brindar equilibrio comercial y de imprimirle dinámica al “libre mercado”. “Debía intervenir con la compra de productos baratos, que lo tuvo en Condega, en Nueva Guinéa, y el precio ahorita anduviera oscilando en diez córdobas la libra. Sin embargo, lo vende a “precio solidario”, a quince (córdobas la libra)”, concluyó.

Por su parte Luisa Molina, de la Coordinadora Civil hizo un llamado al Estado de Nicaragua, para que asuma políticas específicas especiales para hacer frente a la seguridad alimentaria en el país. “Con presupuesto de verdad, una política integral que involucre a la familia, que involucre a la ciudadanía, que involucre a las instituciones del Estado. Una política de protección integral,  una política de empleo hacia los jóvenes, que son los que sostienen a este país; una política alimentaria de verdad, que garantice no un bono alimenticio. Porque de qué me sirve un bono alimenticio que me da cinco libras de frijoles, cinco libras de arroz, tres cuartas de aceite, eso no me sirve para alimentarme, me sirve para engañar al estómago”.

Datos del informe:

Incremento en los precios de 2007 a 2013

Producto

Incremento (%)

Arroz

57%

Azúcar

81%

Leche

103%

Huevos

66%

Queso

83%

Cebolla

68%

Aceite

22%

Papel higiénico

103 %

Jabón de baño

80%

Energía

34%

Ropa

84%

 

 

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa