La versión digital no es sostenible ante la falta de publicidad
Cortesía / PCIN

Organizaciones condenan cierre de los periódicos El Nuevo Diario y Metro

Compartir:

Las organizaciones Periodistas y Comunicadores Independientes de Nicaragua (PCIN), el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), la Fundación Violeta Barrios de Chamorro (FVBCH) y PEN Nicaragua condenaron el cierre de los periódicos El Nuevo Diario (END), Metro y Maje, del Grupo ND Medios. En un editorial, END explicó que el cierre de la versión impresa y digital se debió a razones “económicas, técnicas y logísticas”, versión que fue confirmada en declaraciones a periodistas por Douglas Carcache, quien ocupaba el cargo de director editorial de END.

Las organizaciones defensoras de la libertad de expresión manifestaron que el cierre de operaciones de los periódicos del Grupo ND Medios es el resultado de la presión que ha ejercido el régimen mediante el bloqueo de papelería e insumos, desde hace más de un año, a través de la Dirección General de Aduanas (DGA), con el fin de oprimir las funciones de El Nuevo Diario y La Prensa.

El gremio manifestó su apoyo al personal de ambos medios de comunicación, quienes han quedado en el desempleo. De acuerdo con Carcache, unas 100 personas entre periodistas, camarógrafos, diseñadores, administrativos, entre otros, han sido afectadas directamente.  

La Fundación Violeta Barrios de Chamorro, catalogó como un golpe a la libertad de prensa, el cierre de estos medios de comunicación y responsabilizó al gobierno dictatorial de los Ortega–Murillo.

Por su parte, la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) señaló que el cese de la publicación de El Nuevo Diario, es una vergüenza para el mundo libre y lamentó que otro periódico en América Latina haya anunciado la suspensión de su publicación debido a la presión de un gobierno autoritario.

Los medios escritos nicaragüenses han venido denunciado desde agosto de 2018, que la Dirección General de Aduanas, les ha bloqueado y retenido de forma injustificada sus insumos: papel, tinta, planchas, repuestos para la rotativa, entre otros, los cuales son indispensables para la impresión de los diarios. 

María Elvira Domínguez, presidenta de la SIP, expresó que "con el cese de la publicación de El Nuevo Diario, se apaga una nueva voz, producto de la política represiva del régimen de Daniel Ortega para castigar a la prensa. Es una vergüenza para Nicaragua y para el mundo libre".

La SIP recordó que END ya había iniciado medidas para enfrentar el desabastecimiento de su materia prima y desde diciembre pasó a imprimirse de 38 a 8 páginas, solo de lunes a viernes, y en formato tabloide. También se ha visto afectado el Grupo Editorial La Prensa que publica los diarios La Prensa y Hoy.

Se mantiene escalada de represión contra la prensa independiente

El asedio sistemático de la Policía contra Radio Darío en León, la persecución e intimidación policial a la periodista Katya Reyes en la ciudad de Chinandega, el sabotaje en la torre de Radio Corporación, el intento de sabotaje a Radio Camoapa, demuestran que el régimen de Daniel Ortega mantiene una política de represión hacia los medios de comunicación independientes, en su afán de acallarlos. Es por ello que, PCIN denunció, una vez más, el incremento de ataques, persecución y hostigamiento que ponen en peligro la integridad de periodistas y comunicadores independientes.

El gremio de periodistas y comunicadores destacó que el quehacer periodístico, en un ambiente de violencia, se ha convertido en una tarea peligrosa, aun así no desistirán de su labor. Llamaron al régimen Ortega-Murillo, a cesar la represión hacia la prensa independiente.

La FVBCH demandó al régimen Ortega-Murillo que cumpla los acuerdos suscritos en la mesa de negociación. También llamó a la Policía Nacional a desistir del papel de cómplice de todos los atropellos que el régimen ha cometido con el pueblo nicaragüense.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa