Julissa Berrios / Onda Local

Estado nicaragüense deja en impunidad muerte de Dina Carrion

Compartir:

Después de nueve años, la Corte Suprema de Justicia (CSJ) dio por cerrado el caso de Dina Alexandra Carrión González, quien fue encontrada muerta en el patio de su casa, producto de un impacto de bala en el corazón, el 03 de abril de 2010.

Aunque las autoridades nicaragüenses señalaron que la muerte de Dina Carrión fue por suicidio, la familia de Dina Carrión acusó a Juan Carlos Siles, expareja de la víctima, de ser el asesino. 

El Tribunal Séptimo de Justicia emitió una resolución a favor de Juan Carlos Siles, cuya defensa, en todos estos años, ha interpuesto diversos recursos de amparo. Actualmente, goza de total libertad y tiene la custodia del hijo de Dina Carrión, impidiendo a su familia materna cualquier tipo de relación con él.

El Ministerio Público reabrió el caso, presentando pruebas que respaldaban la acusación de los familiares de Dina, pero fueron negadas.

La familia de Dina Carrión refutó, lo que consideran un fallo arbitrario, que deja muchos vacíos que no han sido esclarecidos debido a la falta de investigación en el caso, como las huellas de maltrato físicos. Responsabilizan al Estado de Nicaragua de permitir la obstrucción de justicia.

En una conferencia de prensa, la familia de Dina Carrión, manifestó su inconformidad por la decisión de la CSJ y anunció que recurrirá a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en busca de justicia.  

                           

 

La Red de Mujeres Contra la Violencia (RMCV), el Movimiento Autónomo de Mujeres (MAM) y el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH), han apoyado estos años durante el proceso a la familia de la víctima, quienes expresaron que seguirán exigiendo justicia.   

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa