La Policía Ortegusita persiste en violar el derecho a la movilización
Cortesía de Estudiantes / Onda Local

Marcha va pese a prohibición policial

Compartir:

El pasado 19 de julio, la Policía Orteguista (PO) se desplegó en toda Nicaragua para garantizar la actividad del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) en la Plaza de la Fe Juan Pablo II. No puso obstáculos, ni alegó que dicha actividad “violenta el derecho constitucional de los nicaragüenses a la libre circulación de personas y vehículos”, como lo ha señalado en su Resolución 05-2019, en respuesta a la petición de un grupo de universitarios, de movilizarse este 25 de julio en Managua, para conmemorar el Día del Estudiante Nicaragüense.

La PO resolvió no autorizar la actividad, como se vaticinó en las redes sociales, y puso en duda que quienes la solicitaron sean estudiantes, ya que, a juicio de la policía, la movilización “violenta el derecho constitucional de los nicaragüenses a la libre circulación de personas y vehículos”.

                          

¿Acaso no es función de la Policía garantizar el derecho a la libre movilización y tomar medidas para garantizar la circulación de personas y vehículos, como lo hizo el 19 de Julio? Esta pregunta, no la responde la Policía en su resolución.

Además, se extralimitó al señalar que “algunos de los individuos que firman el escrito poseen antecedentes delictivos, entre otros delitos por consumo y expendio de drogas, así como por tenencia y uso ilegal de armas de fuego”, pero no presentó las pruebas de los supuestos delitos.

La policía también alegó que el escrito presentado por estudiantes no cuenta con firmas legibles, no constituye solicitud de permiso y no cumple con los requisitos establecidos en la Constitución Política de Nicaragua y la ley de la Policía Nacional. Por su parte, las y los estudiantes de varias universidades han declarado: “Hemos hecho llegar una notificación formal, la cual ha sido negada en base a falsas acusaciones en contra de nuestra integridad”; y han confirmado que la marcha va.

Pareciera que a la policía se le olvidó el artículo 54 de la Constitución, que reconoce el derecho de concentración, manifestación pública, de conformidad con la ley, lo cual no implica prohibición de las manifestaciones.

Tampoco lo impide la Ley 872, Arto. 7, numeral 1, literal “p” mencionada en el comunicado. Por el contrario, el Arto. 7 de dicha ley indica que es función policial otorgar permisos y autorización para la celebración de eventos y actividades especiales. Para lo cual debe establecer horarios, áreas, rutas, medidas y regulaciones”. En ninguna parte se lee “prohibir”.

Una vez más, la Policía amenazó con establecer “responsabilidades y cargos contra quienes pretendan alterar la paz y la convivencia”.  

Este 24 de julio, por la mañana, el asedio policial estuvo presente en los alrededores de la Universidad Centroamericana, debido a un piquete de protesta en la que participaron excarcelados políticos. Este 25 de julio no será ninguna sorpresa que la Policía Ortegusita se tome la ruta de la movilización.  

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa