Julio López / Onda Local

Ejecuciones sumarias, secuestros, encarcelamientos y asesinatos por la policía son parte de la realidad de Nicaragua

Compartir:

Azahálea Solís caracterizó ayer, en la conferencia de prensa brindada por la Alianza Cívica, la situación actual de Nicaragua. Ejecuciones sumarias en el campo, donde la Región Norte del país ha vuelo a ser violentamente ensangrentada, secuestros, personas que aún son presas políticas y los hechos sangrientos de León, producto del asesinato de Bryan Yeraldin Murillo López y dos personas más heridas, por la Policía Orteguista, forman parte de la realidad de la Nicaragua de hoy.

Azahálea reiteró la demanda de liberar a todos los presos políticos que no han sido excarcelados y de aquellos que están nuevamente en la cárcel. Asimismo, mencionó que el Poder Judicial está actuando contra la ley; y exigió los derechos y garantías de la población como el derecho de movilización ciudadana.

Por su parte, la Policía Orteguista emitió la nota de prensa 26-2019 referida a los sucesos de León, donde admite haber allanado la casa de Bryan a las 5:20 de la mañana, a quien nombra como delincuente y prófugo por delitos de peligrosidad, como robo con intimidación (asalto a mano armada) y robo con violencia a dos ciudadanos. Además, refiere que los agentes fueron atacados por Bryan y sus dos acompañantes, uno de ellos su un hermano, por lo cual actuaron en legítima defensa usando su arma de reglamento.

Evidencias desmienten versión policial

Bryan Yeraldin Murillo López, de 23 años, fue asesinado a balazos por un oficial de la Policía Orteguista (PO), la madrugada del 17 de julio de 2019. No tenía causa pendiente con la justicia, ya que la falta por la que había sido acusado prescribió el 16 de agosto de 2017. 

El 15 de agosto de 2016, fue acusado de “posesión menor de estupefacientes, psicotrópicos y otras sustancias controladas, en perjuicio de la salud pública”. Pero, el 16 de agosto de 2017, el Juzgado Segundo Local Penal de León, emitió una resolución que declara la prescripción de la acción penal a favor de Bryan Yeraldin.

La policía calificó a Bryan López, Kenner López y Javier Cortez como delincuentes, violentándoles la presunción de inocencia. Asimismo, dijo que poseen antecedentes delictivos por robo con intimidación, violencia, amenazas de muerte y violación de domicilio. Otra irregularidad cometida por la policía fue que realizó el allanamiento fuera del horario establecido en el Código Procesal Penal de Nicaragua.     

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa