Diáspora nicaragüense en Nueva York presenta imágenes de la represión

Compartir:

La dolorosa e histórica frase "Me duele respirar" del niño mártir Álvaro Manuel Conrado Dávila, hace eco en New York en una instalación crítica del artista visual nicaragüense Marcos Agudelo y la curadora Rumana Ileana Selejan.

De igual manera, se expusieron impresionantes imágenes del fotógrafo y corresponsal de guerra Óscar Navarrete y se proyectaron los vídeos presentados por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) en su informe sobre Nicaragua.  

La exposición se llevó a cabo en Strange Editions Art Center. Este evento fue organizado por el Comité SOS New York/New Jersey en conjunto con el director del estudio y también fotógrafo Richard Mosse, quien ofreció las instalaciones del centro de arte gratuitamente en solidaridad con Nicaragua y su lucha por la libertad. La exposición y la instalación estarán expuestas desde el 24 de mayo hasta el 6 de junio de 2019.

Norma Castillo, del Comité SOS, expresó que "las palabras de Alvarito han cruzado las fronteras y aún con el dolor de su expresión, también causan inspiración a la diáspora nicaragüense esparcida por el mundo entero".

Castillo en su intervención manifestó que ésta es una de varias actividades que se han venido realizando en el mes de mayo en honor a las madres de los asesinados durante las protestas iniciadas en abril y que a un año de esa rebelión cívica en contra de la dictadura Ortega-Murillo siguen habiendo asesinados.  

La exposición fotográfica de Navarrete representa la viviente represión en todas sus facetas por parte de la dictadura Ortega-Murillo, desde el inicio de las protestas el 19 de abril de 2018 hasta la actualidad.

Cabe resaltar que esta actividad contó con la presencia de la fotógrafa Susan Meiselas, quien estuvo en Nicaragua para fines de 1970 como corresponsal de guerra y realizó la reconocida fotografía que tiene por nombre "Molotov men", esta fotografía fue realizada al guerrillero Pablo de Jesús "Bareta" Araúz un día antes de la huida del dictador Anastasio Somoza Debayle.

Meiselas viajó a Nicaragua en junio de 2018 y con su lente tomó una fotografía a una de miles de barricadas que se levantaron, la cual fue presentada en la exposición.

Los vídeos de GIEI de la misma manera, muestran como la policía en conjunto con paramilitares afines al gobierno y miembros de Juventud Sandinista son los causantes de la violencia y crisis de derechos humanos en Nicaragua y que estos mismos han ocasionado más de 500 asesinatos. En los vídeos se puede observar también registros testimoniales de personas que perdieron un familiar.

El principal objetivo de esta obra artística y del Comité es crear conciencia a los visitantes y residentes de la ciudad de New York y New Jersey acerca de la situación actual que están viviendo los nicaragüenses y visibilizar las constantes violaciones de derechos humanos.

La obligación como diáspora, es levantar la voz por quienes no pueden hacerlo en Nicaragua, todo por la vía de la paz porque en Nicaragua no se quiere repetir otra guerra civil, lo cual significaría más sufrimiento y dolor a las familias nicaragüenses.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa