Cortesía

A un año del 18 de abril, Policía Orteguista no cesa represión en Nicaragua

Compartir:

“Me golpearon y me robaron todo. Los policías también montaron a cuatro mujeres a la patrulla, a una de ellas la manosearon y también le robaron todo. Fue tan fuerte lo que les hicieron que una de ellas se orinó del miedo”, narró Abixael Mogollón, periodista del medio digital Artículo 66, quien fue detenido ilegalmente por la Policía Orteguista, mientras realizaba una transmisión en vivo a través de Facebook. Mogollón fue golpeado y lo soltaron en los alrededores del edificio del INSS.

Según un recuento preliminar, más de 60 personas fueron secuestradas por la Policía Orteguista, la tarde de este miércoles 17 de abril de 2019, cuando se disponían a participar de la marcha “Todos somos abril”, convocada por universitarios y la Unidad Nacional Azul y Blanco,  para conmemorar el primer aniversario de la represión que la dictadura Ortega-Murillo comenzó el 18 de abril de 2018.

En una nota de prensa, la Policía Orteguista calificó las versiones periodísticas de “inexactas y calumniosas”. Y, aunque las imágenes hablan por sí solas, la policía aseguró que no hubo “ni incidentes ni detenidos en el transcurso de una actividad no autorizada convocada por organismos sin personalidad legal”.

La Policía Orteguista agregó que “ninguna persona ha sido detenida o trasladada a unidades policiales y 15 personas fueron notificadas y trasladadas inmediatamente a sus casas de habitación donde fueron recibidas por sus familiares”. 

La detención del periodista Abixael Mogollón quedó registrada en su transmisión en vivo. “Audiencia de Artículo 66, me están deteniendo”, dijo Mogollón, al tiempo que le gritaba a los policías “soy periodista, soy periodista”. Posteriormente, se conoció que Abixael Mogollón fue liberado por el edificio del INSS.  

Para impedir que la ciudadanía se concentrara en la Rotonda de la Centroamérica, la Policía Orteguista ocupó el lugar e invadió la ruta de la marcha y sus alrededores e incluso ingresó a algunos centros comerciales. El asedio y represión policial no impidió que la ciudadanía se expresara, la marcha se convirtió en piquetes de protestas en varios puntos

La Unidad Nacional Azul y Blanco demandó a la comunidad internacional a interceder para que el Ortega suspenda el estado de excepción que ha impuesto. 

Centenares de personas fueron rodeadas y asediadas por policías, antimotines y paramilitares en el edificio BAC, Catedral de Managua y en el sector del Quetzal, cerca de la Rotonda de la Centroamérica.

La Policía Orteguista demostró que los acuerdos firmados en la mesa de negociación por la representación de la dictadura Ortega-Murillo para el fortalecimiento de Derechos y Garantías Ciudadanas, no son más que papel mojado.

A un año del 18 de abril, Policía Orteguista no cesa represión en Nicaragua

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa